La razón por la que no estás perdiendo peso aunque hagas mucho ejercicio

El ejercicio no es suficiente para tener las medidas que deseas

Practicas yoga, sudas a más no poder en clase de zumba, te vas caminando al trabajo, subes las escaleras en lugar de usar el elevador y no has faltado ni un día al gym…el ejercicio parece ser tu prioridad número uno. Sin embargo, de alguna manera, no has podido bajar de peso. ¿Es normal?

Es natural asumir que el ejercicio puede ayudarte a alcanzar tus objetivos de acondicionamiento físico, como correr 5K o perder peso. Pero si has estado ejerciendo religiosamente y has notado que sigues teniendo una panza molesta, es probable que sea porque estás descuidando otros aspectos de tu vida.

Báscula

Báscula Digital
Vidrio Transparente
$699.00

liniogris-7cdc50ee0275985033d4431f744a49f7.jpg

Sí, el ejercicio es importante para lograr y mantener un peso saludable, pero no es el único factor en la pérdida de peso. Incluso muchas veces pasa lo contrario y ganas peso. ¡¿Qué, qué?!

Puede pasar que vas al gimnasio y sigues tus rutinas al pie de la letra; sin embargo, cuando te pesas, notas que han aumentado los kilos. ¿Por qué? Por que puede ser un peso en la forma de ganar músculo. . Si estás levantando pesas, vas a quemar grasa y desarrollar músculo, lo que te hará aumentar de peso.

Otra razón por la que subes de peso aunque hagas mucho ejercicio es porque estás estresando demasiado a tu cuerpo. El sobre entrenamiento significa que te estás ejercitando demasiado, lo que pone una cantidad excesiva de estrés en tu cuerpo. Esto provoca una respuesta de estrés que puede llevar a un aumento de peso. Los síntomas más obvios del sobre entrenamiento son la interrupción del sueño, la interrupción de los niveles de energía, la disminución del rendimiento y la enfermedad constante.

También existen muchas dudas en torno a qué tipo de ejercicio seguir por lo que los expertos recomiendan dejar de preocuparte por la báscula y tomar en cuenta cómo te sientes cuando te ejercitas. no es que debas hacer sólo uno u otro o que hagas más cardio que pesas o viceversa. sino que encontrar un equilibrio entre el entrenamiento y los días de descanso para evitar el estrés excesivo de su cuerpo.

Si has perdido peso sin hacer ejercicio, puede ser porque estás perdiendo masa muscular. Además, también puedes hacer que tus hormonas del estrés se estabilicen y como resultado, lleven a la pérdida de peso. Si tu peso fluctúa, puedes tener una enfermedad metabólica que debes revisar con un endocrinólogo.

No olvides que tu dieta también es importante ya que la nutrición también afecta la pérdida de peso. No importa lo que hagas para sudar, si tu nutrición no está en su punto, lo más probable es que no obtengas los resultados que estás buscando. Tampoco puedes imitar dietas de nadie ya que cada cuerpo es diferente. En general, ni puedes comer más alimentos integrales mínimamente procesados. Pero si estás buscando consejos de nutrición específicos, te recomendamos acudir con un experto.

Recuerda que al final, los números en la báscula o la talla de tu ropa no son indicadores del valor de tu imagen. Si tu objetivo es perder peso de forma saludable, debes llevar a cabo una combinación de entrenamiento de fuerza y ​​ejercicios cardiovasculares de tres a cinco días a la semana más alimentación balanceada.

Te recomendamos en video