Qué causa el Síndrome de ovario poliquístico y cuál es el tratamiento a seguir

Acude al médico con los primeros síntomas.

 

Una de las afecciones más comunes entre las mujeres a nivel hormonal es el Síndrome de Ovario Poliquístico. La sintomatología más frecuente es la ausencia  de periodo menstrual o ciclos muy irregulares, por niveles excesivos de hormonas masculinas o andrógenos.

Cuando una mujer es diagnosticada con este síndrome, los ovarios pueden desarrollar numerosos quistes y quedan imposibilitados de liberar óvulos regularmente, explica Mayo Clinic, poniendo también en riesgo la fertilidad.

Causas del Síndrome de Ovario Poliquístico

Aunque no hay una razón determinada que cause esta afección, hay ciertos factores que influyen en su origen.

ovario

 

Exceso de insulina. La insulina es la hormona producida en el páncreas que permite que las células usen azúcar, el suministro de energía primaria del cuerpo. “Si tus células se vuelven resistentes a la acción de la insulina, tus niveles de azúcar en la sangre pueden aumentar y tu cuerpo podría producir más insulina. El exceso de insulina puede aumentar la producción de andrógenos, causando dificultades con la ovulación”, detallan en Mayo Clinic.

Inflamación de bajo grado. “Este término se usa para describir la producción de sustancias en las células blancas de la sangre para combatir infecciones. Las investigaciones han demostrado que las mujeres con SOP tienen un tipo de inflamación de bajo grado que estimula a los ovarios poliquísticos para que produzcan andrógenos, lo que puede provocar problemas cardíacos y de los vasos sanguíneos”, señalan.

Herencia. La investigación sugiere que ciertos genes podrían estar vinculados al ovario poliquístico.

Exceso de andrógenos. Los ovarios producen niveles anormalmente altos de andrógenos, lo que resulta en hirsutismo y acné.

Cómo tratar este síndrome

ovario

El tratamiento se enfoca en resolver las reacciones por individual, como la infertilidad, el hirsutismo, el acné y la obesidad.

Aunado a esto, debes cambiar tu estilo de vida a uno más saludable, que incluya una dieta baja en calorías, combinada con actividades de ejercicio moderado. Incluso una modesta reducción en tu peso, por ejemplo, perder el 5% de tu peso corporal, podría mejorar tu condición.

Para regular el ciclo menstrual, tu médico podría recetarte píldoras anticonceptivas combinadas ya que las pastillas que contienen estrógeno y progestina disminuyen la producción de andrógenos y regulan el estrógeno.

Otra opción es tomar una terapia de progestina. Tomar progestina por 10 a 14 días cada uno o dos meses puede regular tus períodos y proteger contra el cáncer de endometrio.

Te recomendamos en video: