5 claves para mantener una relación de pareja estable después de tener hijos

No dejes que se enfríe la relación.

Definitivamente tener un hijo cambia la vida en los diferentes aspectos, incluyendo el nivel afectivo y emocional con tu vida de pareja.

Son muchos los conflictos que se pueden presentar por las responsabilidades a compartir, por los momentos de intimidad, por las formas de hacer las cosas.

Por otro lado el cansancio, sueño y el estrés también juegan un papel importante.

Para ayudarnos a poner remedio a esta situación, la psicóloga Helena Calvonos ofrece 5 consejos que debes cumplir si quieres que la llegada de los hijos no afecte la convivencia, la comunicación que se hace imposible y a la disminución o calidad de las relaciones sexuales.

Las claves

Interés y esfuerzo por parte de ambos

Es fundamental que ambos pongan intención, esfuerzo y disposición de ánimo, ya que sin ellos, por muy posible que sea, siempre encontrarán excusas y no motivos para pelear.

Quizá no siempre sea fácil dedicarse tiempo, pero es importante coordinar para lograrlo.

Identificar las fuentes de conflictos y darles solución

No se enfoquen en el problema sino en buscarle solución. La comprensión y empatía son claves para llegar a soluciones importantes para ambos.

Reparto de responsabilidades equitativa

Levantarse para cambiar el pañal, el tetero. Ir al pediatra, son solo algunas de las actividades que requiere un bebé, como demanda mucho tiempo entonces es mejor compartirse responsabilidades.

Comenzar a cuidarse de nuevo

Cuidarse, mimarse, atenderse como pareja. No dejes por el camino tus amistades de toda la vida o tus metas personales o profesionales. Siempre busca el tiempo.

Buscar mínimo 3 horas a la semana de intimidad con la pareja

Disfrutar con la pareja, sin niños, sin obligaciones, sin responsabilidades donde solo se hable de aspectos positivos y no de responsabilidades.

Para que las relaciones funcionen tiene que haber una apertura mental y ser constructivo.

 

Te recomendamos en video: