Cuatro frutas para combatir el colesterol alto

El colesterol alto es una amenaza muy seria para la salud del corazón.

El colesterol alto es una amenaza muy seria para la salud del corazón. Si tienes una dieta equilibrada puedes prevenirlo.

Los hábitos saludables son la mejor “carta” que tenemos todos para combatir las enfermedades que pueden poner en peligro nuestro organismo, y más aún, las que son consideradas como “silenciosas” como el colesterol alto.

Caminar es uno de los ejercicios que deberíamos practicar a diario, así como descansar lo suficiente. A este hábito se le debe sumar el evitar la obesidad, una enfermedad relacionada con la diabetes, o con tensión arterial y colesterol altos, además de las enfermedades cardiovasculares o los ACV.

Para evitar estos males, en especial el colesterol alto, resulta más sana una dieta con abundantes frutas y vegetales, menos grasa. Te presentamos las cuatro maravillosas frutas que te ayudarán a equilibrar el colesterol:

Fresas

Las fresas son saludables si las comemos solas, olvídate de añadir azúcar o chocolate. Las fresas, igual que ocurre con los arándanos o las frutas del bosque reducen las lipoproteínas de baja densidad (LDL) o como todos conocemos, el colesterol malo en las paredes de nuestras arterias. Comer entre 10 y 15 fresas al día además nos ayudará a reducir los triglicéridos gracias a su acción antioxidante.

Naranja

Acostumbrarse a tomar todos los días un zumo de naranja es beneficioso para nuestra salud por varias razones, pero por una en particular, eleva nuestro colesterol bueno. Las naranjas contienen esteroles (compuesto que se encuentra de forma natural en algunas frutas, semillas, aceites…) que reducen el colesterol total y el LDL.

Pomelo rojo

A pesar de que es una fruta poco conocida y corriente, pocas frutas resultan tan positivas a la hora de reducir el colesterol como el pomelo. Antes de ponernos como locas a comprar pomelos debemos tener en cuenta que esta fruta solo será efectiva en nuestro organismo si somos constantes, tomando medio pomelo cada día a la hora del desayuno. Sus propiedades antioxidantes nos protegen de las enfermedades cardiovasculares.

Aguacate

¿El aguacate? Pues sí. Podemos mejorar nuestro colesterol en cuestión de un mes consumiendo medio aguacate al día. ¿Cómo? Los aguacates son una gran fuente de grasas monoinsaturadas que ayudan a nuestro corazón. Además, la grasa que contiene esta fruta no se almacena, se convierte en energía, reduciendo el nivel de los lípidos y regulando el azúcar en nuestra sangre. El aguacate, rico en vitamina B3, nos ayudará a equilibrar el colesterol de nuestro organismo.

Desintoxica tu cuerpo con agua de fresas

Una forma natural de perder esos kilos demás

Te recomendamos en video