Aprende que no puedes controlarlo todo, así que deja las cosas fluir

Si tratas de controlarlo todo, no serás feliz

No hay nada peor que sentir que las cosas no salgan como planeamos, que fallemos en aquello que creíamos saldría a la perfección y encima de todo, sentir el resto del mundo sigue como si nada. Es una mezcla de decepción hacia uno mismo con frustración y confusión en la que sólo te preguntas ¿por qué a mí?

Los seres humanos estamos destinados a sufrir eventos desfavorables en la vida de los que no hay explicación. Desde fallar en una tarea que creíamos segura, un rechazo amoroso y hasta la muerte de un ser querido, hay situaciones que simplemente salen de nuestras manos. Es ahí donde debes aprender  que no puedes controlarlo todo y que hay cosas que pasan porque así tiene que ser.

Pero cuando enfrentas la adversidad en tu vida, sin importar la situación, tienes la opción de moverte y avanzar desde esa oscuridad. Debes aceptar que la mayor parte de tu vida está regida por situaciones incontrolables y que no importa lo mucho que te esfuerces, no todo saldrá como quieres. Sé que es frustrante, pero no tampoco seas tan dura contigo misma.

La mayoría de las veces, te culparás porque las cosas no resultaron como querías pero aunque no puedes controlar todo, sí puedes definir la forma en que esto te afecta y cómo lo manejas. Sólo tú tienes el poder de elegir tu felicidad, tu modo de sobrevivir y cómo vencer la adversidad. No digo que dejarás de sufrir de inmediato pero sí tendrás mayor claridad para resolver lo que no salió y elegir un nuevo camino.

No te estanques en la frustración de lo que no fue. Deja de ser una víctima de las circunstancias. Toma un momento para pensar en las cosas sobre las que sí tienes control y deja que lo demás fluya.

Cuando la frustración te invada recuerda que tu vida tiene un propósito. Todos estamos aquí por una razón. Todos somos luz en la vida de otra persona, incluso aunque no nos demos cuenta. Puede que sientas que no tienes un propósito, pero es porque aún no lo has descubierto. Enfócate en encontrarlo

 

Te recomendamos en video