Huevitos de Pascua: ¿cuánto chocolate se puede comer?

No están prohibidos, pero se debe moderar la ingesta por su alto contenido calórico

Por estos días, los más pequeños esperan ansiosos la llegada del conejito para comenzar a buscar los Huevitos de Pascua. Para que no se los coman todos de una vez, muchos papás los esconden y se los van pasando con los días. ¿Cuántos deberían comer?

Macarena Araya, nutricionista de Clínica Universidad de los Andes, explica que la clave no es prohibir su consumo, sino que moderar la ingesta, haciendo hincapié en el verdadero significado de este día.

"Un huevito aporta entre 50 y 120 calorías por unidad, lo que equivale a su vez a 3 a 6 cucharaditas de azúcar. La cantidad máxima recomendada por día para un niño sano, es 3 o 4 huevitos de 20 gramos cada uno, que son los huevitos más pequeños. Esto aporta unas 150 calorías, que es equivalente a una barrita de cereal y un yogur descremado", explica.

Recomendaciones para consumir Huevitos de Pascua:

  • Consumir chocolate a media mañana o en la merienda. Esto, debido a que se trata de un alimento muy calórico, que no conviene mezclar o añadir a una comida principal.
  • Ingerir 4 huevitos al día como máximo. Al consumir 8 huevitos al día estaríamos aportando más de 500 calorías en base a azúcares y grasas.
  • Medir la cantidad de chocolates que les entregaran a los niños. Se aconseja elegir chocolates que sean bajos en calorías, azúcar y grasas y preferir aquellos con mayor porcentaje de cacao.
  • Consumir chocolate amargo, con más de 70% de cacao. Estos productos tienen un mayor aporte de antioxidantes, lo cual protege el sistema cardiovascular.
  • Para los niños con sobrepeso o diabéticos, el aporte calórico entre un huevito sin azúcar y uno con azúcar es muy similar. De todas formas, se recomienda elegir aquellos endulzados con sucralosa y consumirlos con moderación. Esto ayudará a regular su glicemia.
  • Aumentar la ingesta de frutas y verduras durante ese día, y disminuir el consumo de frituras y grasas. Esto, con el fin de compensar el excesivo aporte de azúcar.
  • Adquirir los huevitos en comercios establecidos, para garantizar la calidad del producto.
  • Realizar actividades que mantengan activos a los niños y que ayuden a ir quemando las calorías consumidas.