5 alimentos ricos en yodo que potenciarán la energía en tu organismo

Durante el embarazo y la lactancia la carencia de yodo puede provocar graves secuelas en el bebé.

El yodo es un micromineral que está presente en muchos alimentos, además, que es fundamental en la síntesis de hormonas tiroideas, esencial en la regulación del organismo. Alteraciones en sus niveles pueden provocar hipertiroidismo o hipotiroidismo.

Aunque la cantidad de yodo diaria necesaria es muy pequeña, casi se duplica durante el embarazo y la lactancia y su carencia puede provocar graves secuelas en el bebé.

Hay muchos alimentos ricos en yodo y te presentamos las 5 mejores opciones para que los incorpores en tu dieta:

Arándanos

Esta fruta del bosque rica en antioxidantes es también una fuente inagotable de yodo. Con solo 11 gramos de arándanos podemos ingerir 400 mcg de yodo. Además, tiene un bajo valor calórico por su escaso aporte de hidratos de carbono. Es rica en vitamina C, fuente de fibra, mejora el tránsito intestinal y contiene potasio, hierro y calcio.

Algas marinas

El mar es la principal fuente de yodo, de forma que las algas tienen un elevado contenido de este. En el mar podemos encontrar una gran cantidad de algas que poseen un alto contenido de yodo: kelp, arame, hiziki, wakame y el jambu. Como no son muy frecuentes en nuestras recetas, puedes usarlas para coronar sopas o ensaladas, y así ganar salud y sabor en tus platos.

Pescados frescos

Además de las algas, otros productos del mar como los pescados y mariscos contribuyen a aumentar nuestra ingesta de yodo. De todos los pescados, el bacalao destaca por ser uno de los alimentos con mayor contenido en yodo: 170 mcg por cada 100 g. Además, su carne es rica en vitaminas B1, B2, B6 y B9, que permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (hidratos de carbono, grasas y proteínas).

El mejillón

Este molusco es considerado una joya gastronómica, ya que es bajo en calorías pero encierra un montón de propiedades nutritivas como vitaminas, aminoácidos y minerales que son muy beneficiosos para la salud. Entre sus minerales, su alto contenido en yodo, solo 100 gramos de este molusco aportan 130 mcg de yodo.

La sal yodada

Aunque no es propiamente un alimento, sí que es el condimento más rico en yodo: 1.900 mcg por cada 100 gramos. A pesar de ser tan elevado, lo cierto es que su consumo es bastante reducido, aunque su sabor es el mismo que la sal común y es más beneficiosa para nuestra salud. Para consumirla, basta con cambiar el uso de sal de mesa común por sal yodada y utilizarla para condimentar cualquier plato. Pero siempre con moderación.

Conoce la dieta del cloruro de magnesio para bajar hasta 10 kilos en pocas semanas

La dieta del cloruro de magnesio consiste en tomar un vaso de la mezcla preparada antes de desayuno

Te recomendamos en video: