Libre de gluten: nutricionista advierte sobre los riesgos de esta popular dieta

Se recomienda consultar con un especialista antes de seguir cualquier dieta

Unirse a la dieta de moda sin gluten puede parecer atractivo, pero la auto-prescripción de una dieta sin gluten conlleva riesgos.

Por un lado, si elimina el gluten de su dieta y luego se hace una prueba para detectar la enfermedad celíaca, corre el riesgo de obtener un resultado falso negativo, porque un diagnóstico preciso requiere que consuma gluten. Si esto ocurre, es posible que no sepa que en realidad tiene la enfermedad celíaca. Se estima que entre el 70% y el 85% de la población con enfermedad celíaca no está diagnosticada.

“Además, si no sabe que tiene la enfermedad celíaca, no seguirá la dieta tan estrictamente como sea necesario para que el revestimiento intestinal se cure completamente y prevenga complicaciones como la anemia, la osteoporosis y el linfoma”, explicó Shelley Case, nutricionista y autora del libro Libre de gluten: la guía definitiva sobre esta dieta, al portal de CNN.

"Recientemente, alguien me comentó que su novio evita el gluten porque le da mucho sueño después de mucha pasta. Desafortunadamente, ese es un buen ejemplo de un salto a una conclusión que puede no ser el verdadero problema", dijo Case. "Demasiados carbohidratos al mismo tiempo, ya sea que contengan gluten o no, a veces puede hacer que las personas se sientan somnolientas o tengan antojos de dulces debido a un nivel elevado de insulina o azúcar en la sangre".

Las desventajas nutricionales de eliminar el gluten

Si eliminas innecesariamente el gluten, también puede correr el riesgo de deficiencias de nutrientes.

"Los sustitutos sin gluten, si se basan en arroz o tapioca, pueden ser más bajos en fibra que sus contrapartes tradicionales y pueden no estar fortificados con vitaminas B o hierro, una adición obligatoria a cualquier producto de trigo procesado en los EE UU", dijo la especialista, quien ha trabajado extensivamente con dietas modificadas para problemas gastrointestinales durante los últimos 15 años.

 

Además, los productos sin gluten pueden ser tan calóricos como sus contrapartes que contienen gluten. "Muchos productos horneados sin gluten están hechos con harina de arroz blanco o varios almidones y contienen más grasa y azúcar para que se unan y sean más sabrosos", dijo Case.

Te recomendamos en video