¿Qué pasa si una persona come mucho limón?

El limón tiene importantes propiedades nutritivas para el organismo y aporta sustancias antioxidante, pero su consumo excesivo puede causar problemas para la salud.

El limón es una fruta con múltiples propiedades y es una fuente infinita de vitamina C. Su consumo contribuye a reducir el riesgo de múltiples enfermedades, como las cardiovasculares. Además, debido a que la vitamina C aumenta la absorción del hierro de los alimentos, se aconseja en caso de anemia ferropénica como acompañante de alimentos ricos en hierro o a los suplementos de este mineral, ya que acelera la recuperación.

Igualmente, el ácido cítrico tiene propiedades antisépticas y alcalinizadotas de la orina, por lo que tomar el zumo de limón o lima diluidos beneficia a las personas con cálculos o litiasis renal, hiperuricemia o gota, ya que facilita la eliminación de ácido úrico por la orina.

También, por su contenido en sustancias astringentes, tiene propiedades beneficiosas y resulta una opción saludable como sustituto del vinagre en ensaladas y otras preparaciones culinarias.

¿Qué sucede si el consumo de limón se hace en grandes cantidades, sobre todo de vitamina C? No existen evidencias científicas de que pueda ser tóxico, ya que se trata de una sustancia hidrosoluble, es decir, que el exceso se eliminaría por la orina.

Pero esto no significa que una toma desmesurada no tenga consecuencias en tu organismo.

Al igual que todos los cítricos, los limones son una fuente excelente de vitamina C. La ingesta elevada de dicha vitamina C puede ser perjudicial y dar lugar a alteraciones gastrointestinales como diarreas y calambres abdominales.

También puede favorecer el desarrollo de ataques agudos de gota y empeorar una litiasis renal por cálculos de oxalato, ya que la vitamina C se transforma en oxalato en el cuerpo humano. Debe tenerse en cuenta, sin embargo, que los efectos secundarios serios a causa de demasiada vitamina C son infrecuentes porque el organismo no puede almacenar dicha vitamina.

Se considera también que el contenido de ácido en los limones puede agravar un esófago inflamado o irritado.

Según el Departamento de Agricultura estadounidense (USDA), una taza de zumo de limón puede llegar a aportar unos 19 miligramos de vitamina C. Esta actúa como un antioxidante que neutraliza las moléculas reactivas (radicales libres) antes de que dañen los tejidos.

Las dosis recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la vitamina C se sitúan en los 90 miligramos diarios para los hombres y en los 75 miligramos para las mujeres. En general, se aconseja que los adultos no sobrepasen los 2.000 miligramos de consumo diario.

3 batidos de fresa para adelgazar abdomen y muslos

Disminuye el hambre y logra la figura que deseas.

 

Te recomendamos en video