7 señales que indican que estás consumiendo demasiada sal y dañando tu cuerpo

Tu cuerpo es sabio, ¡presta atención a las señales que te da!

Necesitamos sal para sobrevivir, ya que nuestros cuerpos dependen del sodio para las contracciones musculares, las transmisiones nerviosas y los sistemas de control para equilibrar los fluidos corporales, junto con otros electrolitos como el potasio. Sin embargo, la cantidad de sal que consume tiene un efecto directo sobre tu cuerpo, provocando daños en el cerebro, riñones, arterias y corazón.

El uso excesivo de sal puede causar desequilibrios químicos que pueden conducir a la muerte.

La sal es el principal factor que contribuye a los accidentes cerebrovasculares así que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, lo recomendado es consumir 5 g por día. Superar la ingesta diaria recomendada de sodio contribuye a un alto riesgo de enfermedad cardiovascular en adultos. Según un artículo publicado en The BMJ, el alto consumo de sal se asocia con un riesgo significativamente mayor de accidente cerebrovascular y enfermedad cardiovascular.

Aquí te dejamos algunas señales que indican que estás consumiendo demasiada y que es momento de dejarla.

Calambres musculares

Mantener el balance correcto de sodio y potasio es crucial para su salud ya que estos elementos químicos son responsables de la contracción muscular. Si altera el equilibrio por el uso excesivo de un salero o el consumo excesivo de alimentos salados, puede experimentar calambres o rigidez y dolor en los músculos.

Cambios e la orina

Como regla general, la acumulación de sodio en su cuerpo provoca cambios serios en la micción que pueden ocurrir debido a dos razones:

El consumo de mucha sal hace que tus riñones trabajen horas extras para eliminarla del cuerpo. Esto puede provocar una enfermedad renal que generalmente hace que la micción sea más frecuente con una orina que parece transparente o completamente transparente. Tener demasiado sodio en tu cuerpo puede ser el resultado de la pérdida de líquidos que a menudo conduce a la deshidratación. Cuando hay una pérdida significativa de agua en el cuerpo, la producción de orina disminuye y se vuelve espesa y de color amarillo oscuro.

Tu cerebro se siente nublado

La sal podría incluso afectar la función cerebral. Según un estudio canadiense de 2011 sobre 1,200 adultos más sedentarios, aquellos con dietas altas en sodio tenían una mayor probabilidad de deterioro cognitivo que aquellos con menos sal en sus dietas. A medida que envejeces, es importante hacer un seguimiento de la cantidad de sal que consumes y hacer cambios si es necesario.

Tienes mucha sed siempre

Los alimentos con una gran cantidad de sodio (piense: papas fritas, salsa de espagueti y pizza de pepperoni) lo hacen sentir más sediento, ya que el sodio confunde con el equilibrio de líquidos en su cuerpo. Si tuvo un día de comer más alimentos ricos en sodio, como en un juego de béisbol, intente beber mucha agua. Su cuerpo probablemente está deseando agua, por lo que puede restablecer el equilibrio de sal en sus células.

Tu cuerpo se está hinchando en lugares extraños.

Sí, solo una noche con demasiado sodio puede hacer que se vea y se sienta más hinchado por la mañana. Esto se conoce como edema, la inflamación de líquido adicional en los tejidos de su cuerpo. Según la Clínica Mayo, el edema puede ser un síntoma de una enfermedad subyacente, pero también puede ser un signo de exceso de sodio en su dieta. La solución simple es reducir el consumo de sodio. Lea las etiquetas de los alimentos, busque opciones con bajo contenido de sodio o cocine sus propios alimentos para controlar la sal.

Tienes la presión arterial alta

Según la Asociación Americana del Corazón, deberías comer solo 1,500 miligramos de sodio. Este sodio adicional puede aumentar la presión sanguínea al mantener más líquido en el cuerpo, lo que hace que su corazón bombee más. Pregúntele a su médico si seguir una dieta baja en sodio podría disminuir su presión arterial. .

Tienes dolores de cabeza leves y frecuentes

¿Experimenta leves dolores de cabeza de vez en cuando? Lo más probable es que estos dolores de cabeza sean inducidos por la deshidratación. El consumo excesivo de sal puede provocar dolores de cabeza en intervalos cortos debido a la deshidratación. Bebe mucha agua para vencer estos dolores de cabeza.

 

 

Te recomendamos en video