10 vitaminas esenciales que nunca deben faltar en tu cuerpo

Todas estas vitaminas son beneficiosas como parte de una alimentación equilibrada, ya que los abusos también se evidencian negativamente en la salud.

Para lograr un equilibrio en el funcionamiento del cuerpo se requieren de varios elementos, uno de ellos es el aporte de vitaminas principales, que se obtienen a través de una dieta adecuada.

Según Arantza Ruiz de las Heras, dietista del Instituto de Navarra, existe un grupo de 10 vitaminas principales que se clasifican en hidrosolubles y liposolubles; las primeras se desechan a través de la orina y de ahí la importancia de consumirlas constantemente, mientras que las segundas se almacenan en el tejido graso y el cuerpo puede aprovecharlas fácilmente.

Conoce las principales vitaminas y cuáles beneficios traen para tu cuerpo si las consumes:

Vitamina A

Ayuda en la formación de los tejidos del cuerpo, huesos y membranas y potencia el funcionamiento de la vista. La vitamina A se obtiene de fuentes naturales como huevos, queso, bacalao y zanahorias. En caso de deficiencia el organismo se vuelve susceptible a infecciones, y en exceso causa intoxicación.

Vitamina D

Ayuda a absorber el calcio y mantener este compuesto y el fósforo en la sangre. La vitamina D se obtiene de productos lácteos, pescados y cereales enriquecidos. Cuando existe carencia se experimente osteoporosis o raquitismo.

Vitamina E

Protege contra el daño causado por los radicales libres. Se extrae de alimentos como las aceitunas, espinacas, espárragos y aceites vegetales. Cuando se consumen más de 400 UL se incrementa el riesgo de muerte.

Vitamina K

Es la encargada de hacer que la sangre coagule. Proviene del coliflor, espinacas, repollo, cereales, soja y otros vegetales. No existen casos de deficiencia de esta vitamina, sino dificultad de absorción, pudiendo llegar a causar hematomas y sangrado.

Vitamina B 12

Incide en el metabolismo, formación de glóbulos rojos y el mantenimiento de sistema nervioso central. Se obtiene de huevo, carne, leche, mariscos y derivados. Está contraindicada cuando se padece de anemia perniciosa y el cuerpo no es capaz de absorberla, generando anemias, entumecimiento y debilidad.

Vitamina B6

Provee al sistema inmune de la fuerza para combatir anticuerpos. Esta vitamina se obtiene de alimentos como nueces, porotos, cereales y carnes. Cuando hay deficiencia aparecen trastornos neurológicos, ulceras, irritación, debilidad y depresión.

Vitamina B1

Actúa en la trasformación de los carbohidratos en energía incide en el funcionamiento del corazón y el sistema nervioso. Este tipo de vitaminas se consigue en alimentos como panes, pastas, granos, carnes magros, arvejas y soja. El bajo consumo de esta vitamina es causante de psicosis, debilidad y fatiga.

Vitamina B3

Actúa en el funcionamiento del aparato digestivo, el sistema nervioso y en la regeneración de la piel. Las fuentes naturales de esta vitamina son nueces, huevos, legumbres, vitaminas, carne magra. La deficiencia de B3 causa importantes daños como inflamación de la piel, deterioro mental y problemas digestivos.

Biotina

Actúa en la descomposición de carbohidratos, las proteínas y las grasas. Se obtiene principalmente de los huevos, el pollo, batata, carne, pescado y leche. Los efectos adversos se generan por exceso y son similares a los síntomas de la diarrea.

Vitamina C

Protege el sistema inmunológico de infecciones y previene en el envejecimiento prematuro y aparición de algunos tipos de cáncer. Las principales fuentes son los cítricos, brócoli, papa, melón, arándanos y piña. El exceso de esta vitamina provoca malestar estomacal y diarrea.

Te recomendamos en video: