Cinco efectos de “cuidado” que genera el alto consumo de alcohol en las mujeres

El cuerpo de las mujeres es más sensible y también más vulnerable. La evidencia científica ha comprobado que nosotras corremos más riesgos.

El alcohol sí afecta a las mujeres de manera diferente que a los hombres. De hecho, las afecta mucho más. No es solo por un tema meramente cultural, al contrario, sino de la composición de nuestro organismo.

El cuerpo de las mujeres es más sensible y también más vulnerable. Aunque el alcohol en exceso afecta a largo plazo tanto a hombres como a mujeres, la evidencia científica ha comprobado que nosotras corremos más riesgos.

Las mujeres pueden esperar mucho más deterioro causado por el alcohol que los hombres en niveles equivalentes de consumo. Si tú te tomas cuatro cervezas y él también, a lo mejor no solo te puedas embriagar mucho más rápido.

Esto ocurre principalmente porque tenemos menor cantidad de agua en nuestro cuerpo que los chicos, por lo que la distribución de “etanol” es significativamente menor que en los hombres.

Te presentamos cinco efectos del alcohol en el cuerpo de las mujeres:

1.- Alcohol y embarazo: ¡Incompatibilidad cero!

Las recomendaciones científicas globales sugieren a las mujeres que intentan concebir reducir al mínimo el consumo de alcohol. Si ya estás embarazada, no hay una cantidad que se considere “segura” para tomar, ni tampoco un momento del embarazo en el que sea menos riesgoso.

Para las mujeres bebedoras fuertes y dependientes, los riesgos del consumo de alcohol en el desarrollo del feto están bien documentados y reconocidos por la OMS.

2.- Cáncer de mama

Los estudios comenzaron a indicar una correlación entre el consumo de alcohol y el cáncer de mama desde mediados de 1990. En 2004, la OMS publicó una revisión exhaustiva de la literatura basada en la evidencia. Y llegó a la temible conclusión de que no solo el consumo en exceso aumenta el riesgo de cáncer de mama, sino también el consumo moderado. El riesgo de cáncer de mama se incrementa en 11 casos por cada 1.000 para cada bebida alcohólica consumida diariamente.

3.- Enemigo de tu cerebro

Las mujeres alcohólicas tienen mayor déficit cognitivo. Sufren daños en la parte del cerebro que controla los estados de ánimo, los impulsos y el sueño tres veces más rápido que los hombres que son también dependientes del alcohol. Estudios han demostrado que el alcohol reduce más rápido la producción de neurotransmisores que controlan el estado de ánimo y la sensación de dolor.

4.- Riesgo mayor de dependencia

Un nuevo estudio demostró que beber constantemente tiene más consecuencias físicas adversas en las mujeres, o por lo menos, en ellas aparecen más rápido y con más fuerza. Mayores concentraciones de etanol en la sangre pueden aumentar el riesgo de dependencia primero en las mujeres que en los hombres. En las mujeres, solo cinco tragos por cada ocasión se asume como algo “riesgoso”.

5.- Problemas reproductivos

El alcohol es para ambos sexos una causa común de infertilidad, pero un estudio danés encontró que incluso pequeñas cantidades de alcohol pueden afectar la fertilidad de una mujer.

Por otra parte, algunas mujeres encuentran que se ven más afectadas por el alcohol mientras ovular o cuando están premenstrual.

 

Te recomendamos en video: