Mexicanas se exponen al VPH a edades cada vez más tempranas, alerta informe de la UNAM

El Virus del Papiloma humano, conocido comúnmente como VPH, es la enfermedad de transmisión sexual más común, cuyos síntomas a veces ni llegan a desarrollarse en la persona que la padece.

Los signos más comunes de la aparición del VPH son verrugas en los genitales o la piel cercana a ellos, la cuales en muchos casos desaparecen por sí solas gracias a la acción del sistema inmunológico.

En México, el VPH es una infección latente en las mujeres quienes se ven expuestas al virus a edades cada vez más tempranas, refiere un informe de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Antes las infecciones por VPH ocurrían a los 19 años y ahora hay niñas de 12 años con este virus”, explicó Leticia Rocha Zavaleta, especialista del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM.

De acuerdo al Boletín UNAM 074, el cáncer cervicouterino es el segundo más frecuente entre las mexicanas, causado por el VPH. El cáncer de mama se ubica en el primer lugar como el más mortífero.

Los especialistas recomiendan la vacunación para prevenir el VPH, aunque si ya la mujer lo contrajo, deben hacerse un chequeo anual o cada seis meses y tratar lesiones precancerosas si llegan a presentarse.

Por cáncer cervicouterino, murieron en 2018 al menos 32 mil mujeres, explicó Rocha, lo que equivale a 89 muertes por día a causa de esta enfermedad.

Cómo se contagia el VPH

  • Relaciones sexuales vaginales, anales u orales sin protección, de acuerdo a la Clínica Mayo.
  • De madre a hijo durante el embarazo, parto o lactancia.

Tratamiento para el VPH

vph

No existe cura para eliminar este virus del cuerpo de la paciente, así que el tratamiento se enfoca en eliminar las verrugas en la zona genital cuando aparezcan.

Lo primero será acudir al ginecólogo y que el especialista te evalúe. Si encuentra algo anormal en u citología, podrá realizarte los siguientes exámenes:

  • Colposcopia: “es un procedimiento para observar más de cerca el cuello del útero para ver si hay células precancerosas”, explicó el portal Planned Parenthood.
  • Crioterepia: el tratamiento se basa en congelar y extirpar las células precancerosas que puedan estar presentes en tu cuello uterino.
  • Extirpación electroquirúrgica de lazo: se trata de extirpar las células precancerosas del cuello uterino por medio de corrientes eléctricas.

Te recomendamos en video: