Esto es lo que realmente pasa cuando sientes que "se te sube el muerto"

Nadie quiere sentir que "se le suba un muerto" pero pasa y entenderlo te ayudará a salir de ello

Estás durmiendo cómodamente en tu cama, cuando de pronto, abres los ojos pero de alguna manera sientes que no has despertado del todo. Algo anda mal porque no te puedes mover, no puedes hablar y respiras con dificultad. Es como si hubiese un peso extra encima de ti que te impide cualquier movimiento, aunque no haya nada. Piensas en esa popular frase: "se te subió el muerto" y te aterras.

¿Lo has sentido? Puede ser una experiencia tremendamente aterradora, una que probablemente no olvidarás. Te despiertas del sueño inmovilizada, incapaz de mover tu cuerpo y con una fuerte sensación de presión en el pecho. Pero tranquila, que "se te suba el muerto" no e algo literal ya que no hay ningún espíritu sobre ti ni nada por el estilo.

Se conoce como parálisis del sueño, una forma de trastorno de la conducta durante el sueño que no es realmente peligrosa. La parálisis del sueño es un síntoma de narcolepsia, pero en muchos casos, no es una indicación de ello u otro trastorno del sueño grave. Los episodios de parálisis pueden durar unos segundos o hasta unos minutos.

Las personas a menudo describen sentir una presencia paranormal en la habitación, así como sentimientos de terror y angustia. Pero se trata de simples alucinaciones pueden incluir sonidos extraños e incluso olores, junto con sensaciones de caer o volar.

En realidad, durante la fase REM, el cuerpo entra en un estado de parálisis, una parte normal de la etapa del sueño, cuando los grupos musculares principales y la mayoría de los músculos voluntarios están paralizados. Una función importante de esta parálisis puede ser proteger al cuerpo de lesiones durante el sueño. El REM es una etapa de sueño cuando ocurren muchos sueños activos. Sin los efectos paralizantes de la atonía REM, podríamos actuar físicamente en respuesta a nuestros sueños.

Aunque los mecanismos respiratorios no se ven afectados por la parálisis del sueño, las personas a veces se sienten sin aliento. La experiencia puede ser aterradora, especialmente la primera vez que ocurre.

Por lo general, el fenómeno ocurre solo una o dos veces en la vida de una persona, mientras que otras pueden tener encuentros más frecuentes. Ciertas personas corren más riesgo de sufrir estos trastornos del sueño, especialmente aquellas con ciclos de sueño interrumpidos, personas que han experimentado un trauma o que sufren de ansiedad o depresión.

Si experimenta esta condición, no te asuste. Recuerda que por más aterrador y desconcertante que sea, es temporal, inofensivo y pronto pasará. Comprender lo que te está pasando fisiológicamente puede ayudarte a evitar lo peor del miedo asociado con este aterrador fenómeno del sueño.

Te recomendamos en video