7 consejos para irte feliz a la cama con tu pareja

Meterse bajo las sábanas con tu ser amado por varias horas representa un acto de total confianza y comodidad.

Uno de los momentos más importantes para la pareja es cuando deciden irse a la cama. No solo se trata del sexo, sino de la cálida intimidad que comparten. Y es que meterse bajo las sábanas por varias horas representa un acto de total confianza y comodidad. O así debería ser.

No es un tiempo para los asuntos económicos y tampoco sociales. Aquella deuda, electrodoméstico dañado o mal comentario del vecino puede (debe) quedar engavetado. No es tarea fácil, el estrés diario siempre hace de las suyas, sin embargo, te presentamos 7 consejos que permitirán que ambos se vayan a la cama con la mejor sonrisa.

Ser sinceros

El ingrediente nutricional dentro de una relación. Y no hay nada mejor que buscar el descanso abrazado a una pareja sincera. Si existen dudas o inquietudes, es momento de aclararlo. Y cuidado con las mentiras, así sea pequeña va a doler, pues la recibe quien te entrega sus sentimientos.

Envía a los niños a sus habitaciones

Es fundamental y necesario que haya privacidad, por lo que siempre es preferible que tus hijos tenga su habitación individual. Cuando el niño es pequeño, exige atenciones, pero a medida que va creciendo lo ideal es que recuperes la intimidad con tu pareja. Así que, de buena manera, envíalo a su habitación a la hora de dormir. Y por si acaso, tranquen la puerta.

Deja el teléfono

Este es uno de los mayores problemas que tiene la pareja: no sueltan los teléfonos. Las redes sociales están activas las 24 horas, así que no esperes que duerman. Si tienes alguna conversación o asunto pendiente, busca finalizarlo cuanto antes. Si no, trata de posponerlo para dedicarte en pleno a tu ser amado. En el modo silencioso irá aun mejor.

Planifiquen acostarse juntos

Que alguno de los dos se vaya primero a la cama es un error. Si llegas a la habitación y tu pareja ya está dormida, ten por seguro que experimentó tu ausencia. Si ocurre una noche en particular, no pasa nada, pero evita a toda costa que se haga recurrente. Lo ideal es que ambos se acuesten al mismo tiempo.

Creatividad en el cariño

Comienza a practicar tus besos, caricias y demás cosas que se te ocurran. Lo que más cura el cuerpo de un largo día es el cariño de tu pareja. Es momento de consentir los sentimientos y si llegan a hacer el amor, pues muchísimo mejor.

Evita las discusiones

Si existe alguna situación incómoda, lo más recomendable es tratar de resolverla antes de meterse en la cama. Nunca, lee bien: NUNCA, cierren los ojos ante una discusión que no fue solventada. Y mucho menos busquen disuadirla con sexo, es un grave error.

Cero trabajo

La laptop puede esperar al otro día, saca la mano del bolígrafo y olvida todo lo laboral. La noche es igual a pareja, así que no permitas que el trabajo te absorba. Por una noche que lo hagas, créelo que tu ser amado lo va a notar.

Te recomendamos en video