Consejos budistas para dejar de sufrir por amor

El amor es más sencillo cuando lo ves desde el alma

A menudo, cuando las personas desean una nueva relación, buscan a alguien que las complete. Pero encontrar a tu alma gemela requiere un enfoque diferente, algo mucho más enriquecedor para el alma, que va más allá de lo físico.

1. Deja de buscar a tu alma gemela y encuentra las partes que te faltan.

No hay tal cosa como que tu media naranja te completa. Deja de buscar al exterior y presta atención hacia el interior. Conócete y acéptate; cura las heridas pasadas y explora y desarrolla nuevas partes de ti misma. La compañía positiva es buena pero no necesitas que alguien te haga feliz. No necesitas que te amen para sentirte amada. Aprende a estar completa por ti misma.

2. Ámate a ti misma

El primer paso hacia el amor verdadero es entender lo importante que es amarte a ti misma. Esto te permitirá sentar las bases para un vínculo fuerte con otra persona. Cuando te amas de verdad, ves el reflejo de este amor en otra persona, lo que te une en un plano más espiritual y verdadero.

3. Deja de aparentar

Ser como quieres automáticamente te vuelves más atractiva. Te vuelves más real, auténtica, valiosa, apasionada, feliz y presente. Esto te hace más bella de una manera natural y sin esfuerzo, y también te hará atractiva para tu alma gemela. Cuando tratas de hacerte atractiva para encontrar a alguien, alteras la forma en que te comportas y te presentas para que si tu alma gemela se presentara, él o ella tal vez ni siquiera te reconozca. Así que solo sé tú misma. No necesita tener una forma particular, haz lo que te guste, vístete como quieres y sé como quieras. Ahí está tu verdadero valor.

4. No te ilusiones con amores pasajeros

Una de las razones por la cual sufrimos en el amor es que queremos llenar nuestro vacío existencial con la presencia de otra persona. Nos obsesionamos con tener a alguien a quien amar, idealizamos e imaginamos una vida "perfecta" a su lado que olvidamos que no cualquiera da el amor que emrecemos. Un amor pasajero trae consigo sufrimiento y se convierte en una unión vacía, llena de miedo, soledad o despecho. Esto te aleja del verdadero objetivo y bloquea a quien está dispuesto a amarte.

Te recomendamos en video