Así es como puedes usar el método de Marie Kondo a tus amistades

Marie Kondo nos enseñó no solo cómo ordenar y mantener la armonía nuestro hogar, sino también en nuestras relaciones gracias a nuestra filosofía

El programa de Netflix Tidying up with Marie Kondo, se ha convertido en una sensación al presentar al mundo occidental el magnífico método de la gurú del orden con el cual se logra armonizar el espacio que se habita siguiendo un sencillo método. Aunque esta técnica se usa en la serie para limpiar los hogares de las personas, su filosofía va mucho más allá, y puede aplicarse incluso a la vida social de cada uno.

Así como lo dice Marie Kondo, tanto en el hogar como en la vida podemos aplicar sus lecciones de orden para vivir de manera más armoniosa. A continuación te decimos cómo aplicar su método a tus amistades.

Dejar ir y hacer espacio para cosas nuevas

Antes de comenzar con la limpieza, Mari Kondo sugiere que se visualice lo que se quiere lograr, así que comienza por visualizar la vida que quieres y piensa si tus amistades te ayudarán a cumplir con tu meta, de esta forma puedes dejar ir a aquellas que te hacen perder energía y espacio mental.

Marie Kondo Marie Kondo - Archivo

Conserva solo lo que te hace feliz

Puedes conservar tanto como desees, siempre y cuando cada elemento te haga feliz. Con tus amistades se aplica el mismo sistema, si alguien aporta a tu vida felicidad, debe quedarse, pero si solo te hacen sentir insegura, preocupada o infeliz, entonces tiene que irse.

Nunca es algún día

El conservar algo por que algún día puede servirnos no es un razonamiento realista, la verdad es que ese día nunca llega y solo seguimos acumulando más y más cosas. Así con nuestras relaciones, no podemos conservar una que no nos ha hecho feliz pero que esperamos que algún día cambie, por que lo más probable es que ese día no llegue.

Marie Kondo Marie Kondo

No te aferres al pasado

El método KonMari explica que existen dos razones por las cuales las personas no dejan ir ciertas cosas: por miedo al futuro y por aferrarnos al pasado. En las relaciones, muchas veces no dejamos ir a las personas por que nos recuerdan un momento en el que fuimos felices y aunque ya no lo seamos seguimos aferrados a esa idea.

Te recomendamos en video: