6 formas de dejar de caer en antojos chatarra que sabotean tu dieta y tu peso

Cuando los antojos se cruzan en tu camino, es fácil perder de vista la dieta

Todo el mundo tiene momentos débiles en su dieta, cuando parece que lo único en lo que piensa el cerebro es en unas galletas con chispas de chocolate o unas frituras crujientes. Y aunque no está mal de vez en cuando darse un gusto, estos son a menudo los mismos alimentos que sabotean tus esfuerzos para perder peso. Después de todo, ¿cuándo has has sentido intensas ganas por un brote de coliflor, en vez de por unas galletas de chispas de chocolate?

Un antojo es un deseo intenso de un alimento específico. Este deseo puede parecer incontrolable, y el hambre de la persona puede no satisfacerse hasta que obtenga ese alimento en particular. Algunos expertos creen que los antojos de comida duran solo unos 3-5 minutos, suficiente para que caigas.

Cada persona experimenta los antojos de manera diferente. Los antojos son a menudo para alimentos chatarra y alimentos procesados ​​con alto contenido de azúcar, sal y grasa. Esto es causado ​​por las regiones del cerebro que son responsables de la memoria, el placer y la recompensa.

Un desequilibrio hormonal, la falta de nutrientes y las emociones son causas principales de los antojos incontrolables.  Las mujeres embarazadas experimentan antojos especialmente fuertes, que pueden deberse a cambios hormonales que pueden alterar el gusto y el olfato de los receptores.

Por suerte, hay algunos trucos sencillos para manejar estos antojos.

Toma agua

La sed se confunde a menudo con hambre o antojos de comida. Si sientes un impulso repentino por un alimento específico, intenta beber un vaso grande de agua y espera unos minutos. Es posible que el deseo se desvanezca, porque tu cuerpo en realidad solo tenía sed. Además, beber agua puede tener muchos beneficios para la salud. En personas de mediana edad y mayores, beber agua antes de las comidas puede reducir el apetito y ayudar a perder peso.

Come más proteínas

Comer más proteínas puede reducir su apetito y evitar que coma en exceso. También reduce los antojos y te ayuda a sentirte satisfecho y satisfecho por más tiempo. Un estudio de adolescentes con sobrepeso mostró que comer un desayuno rico en proteínas reducía significativamente los antojos.

Aumentar la ingesta de proteínas puede reducir los antojos hasta en un 60% y reducir el deseo de comer un refrigerio en la noche en un 50%.

Mantén la tentación lejos

Cuando sientas un antojo, trata de distanciarte de él. Por ejemplo, si sabes que en tu camino al trabajo hay un puesto o una tienda de dulces, puedes tratar de pasar por otra ruta. Si estás en casa y de pronto tienes antojos, date una ducha o ponte a limpiar tu habitación. Un cambio en el pensamiento y el ambiente puede ayudar a detener el deseo. Algunos estudios también han demostrado que la goma de mascar puede ayudar a reducir el apetito y los antojos .

Planea tus comidas

Si es posible, intenta planificar tus comidas para el día o la semana. Al saber lo que vas a comer, eliminas el factor de espontaneidad e incertidumbre. Si no tienes que pensar en qué comer en la siguiente comida, tendrás menos tentaciones y menos probabilidades de experimentar antojos.

Evita tener mucha hambre

El hambre es una de las razones más importantes por las que experimentamos antojos. Para evitar tener mucha hambre, puede ser una buena idea comer regularmente y tener a mano bocadillos saludables. Al estar preparado y evitar largos períodos de hambre, es posible que puedas evitar que el deseo se manifieste. Evita el hambre extrema teniendo siempre un bocadillo saludable listo.

Combate el estrés

El estrés puede provocar antojos de alimentos e influir en las conductas alimentarias, especialmente en las mujeres Se ha demostrado que las mujeres bajo estrés consumen significativamente más calorías y experimentan más antojos que las mujeres sin estrés.

Además, el estrés eleva tus niveles de cortisol en la sangre, una hormona que puede hacer que aumente de peso, especialmente en el área del vientre. Intenta minimizar el estrés en su entorno planificando con anticipación, meditando y en general disminuyendo la velocidad en tu día a día.

Te recomendamos en video