Cómo evitar que el café nos impida dormir bien

¡Qué el café no te desvele!, tómalo a la hora adecuada

Según Caffeine Informer, la vida media de la cafeína en el organismo es de casi seis horas.

Si eres de las mujeres amantes al café, porque no considera la gasolina que te mantiene activa todo el día, pues deberías empezar a trazar un horario especial para que tu adorado café no te quite sueño. Y es que el café puede ser el culpable de las vueltas y vueltas que das en la cama sin poder dormir. Ojo, no es que dejes de tomarlo, lo único que tienes que hacer es organizarte y tomarlos en horario clave.

En los últimos años, numerosos estudios han destacado los beneficios del café. El National Institute of Health (NIH) de Estados Unidos publicó en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine un estudio en el que "se analizó un grupo de más de 400.000 personas de entre 50 y 71 años durante un período de 14 años. La investigación ha puesto de manifiesto que aquellas personas que consumían café a diario reducían su riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, respiratoria, ictus, diabetes, infecciones y lesiones.

El análisis observó que el café tenía propiedades protectoras en la mayor parte de enfermedades menos en los tumores, revelando que las personas que bebían alrededor de cuatro tazas de café al día reducían en un 14% su riesgo de muerte". Un efecto que se debe a sus propiedades antioxidantes, aunque de la misma manera, señalan que "existe un límite de consumo que, una vez sobrepasado, puede ocasionar aumento del riesgo cardiovascular, y fija ese tope diario en cuatro tazas de cafés".

Pero, ¿a qué hora deberíamos dejar de beberlo para que no interfiera en nuestro sueño?

En primer lugar, esto dependerá de la sensibilidad y la tolerancia a la cafeína, que es diferente en cada persona. Hay quien debe pasarse al descafeinado porque un sólo café puede tenerla activa durante varias horas, acelerando incluso el ritmo cardíaco. Pero, según Caffeine Informer, la vida media de la cafeína en el organismo es de casi seis horas. Entonces, saca tus cuentas, pensando en la hora a la que sueles dormirte.

Mejor tómalo en las primeras horas del día y dormirás como un angelito.

Te recomendamos en video: