La autoestima falsa existe y se aparenta: conoce sus señales

Frente a los demás simulan que son meticulosos y que no se toman las cosas a la ligera, pero a lo interno son los reyes de la “indecisión” y la “inseguridad”.

La falsa autoestima también existe. Este es un mecanismo de defensa, una máscara que actúa como protección para que no nos hagan daño y, sobre todo, para aparentar que no tenemos problemas de inseguridad.

En otras palabras, la autoestima también se aparenta. Son personas que pueden tener otra cara, estar pasando por un mal momento emocional y exteriorizan una “felicidad plena” en todo su entorno.

Frente a los demás simulan que son meticulosos y que no se toman las cosas a la ligera, pero a lo interno son los reyes de la “indecisión” y la “inseguridad”, sugieren los expertos en psicología.

Te presentamos las señales que presentan las personas con “autoestima falsa” para que puedas identificarlos:

Exceso de belleza y aparente seguridad

Con frecuencia, las personas bellas con falsa autoestima tienen la creencia de que si les conocieran de verdad defraudarían. Se perciben a sí mismas como un engaño. Cualquier imperfección (ojeras, peinado descuidado, falta de maquillaje) les creará inseguridad. Por ello, es común que vivan obsesionadas con su imagen, porque es a través de su físico donde intentan mostrar la solvencia de su carácter.

No expresan sentimientos

Las personas con “falsa autoestima” tienen la necesidad de que el resto los perciba como alguien fuerte. Son de las que bloquean la tristeza y no se permiten llorar. La razón principal es el miedo, no quieren que su burbuja reviente. Es probable que en su relación exista violencia, que no lleven una vida sexual plena y que en su trabajo tengan una mala comunicación con su jefe.

Usan de escudo los éxitos profesionales

Las personas con falsa autoestima se escudan a menudo en sus éxitos profesionales. Más allá de ese ámbito laboral no son nada porque no se encuentran a sí mismas, no perciben su poder ni pueden hacer uso de su posición de autoridad. Esas personas necesitan presumir de su ocupación para sentirse superior. El complejo de superioridad esconde debilidad, es un mecanismo de defensa.

Economía y posesiones

El rasgo de una persona con una autoestima baja de economía alta, sería presumir de sus pertenencias y, sobretodo, comprar todo lo necesario para estar a la última moda en todos los sentidos. Necesitarán tener lo mejor porque así se sentirán valiosos. Es común que necesiten exponer lo que tienen y presumir, para recibir reconocimiento de la sociedad.

Narcisismo

Otra manera de ocultar inseguridades sería la de ponerse una careta de narcisismo. Estas personas piensan que hinchando el ego y sintiéndose los mejores, solucionarán su problema. Al no sentirse valiosos necesitan crearse una identidad falsa para sentirse bien en sociedad. Pueden llegar a ser crueles, porque una persona que no se ama a sí misma, que no cree en su persona, tratará de atacar a las debilidades de los demás, para así situarse en una posición de poder.

Inestabilidad en el amor

Pocas dimensiones son más peligrosas que la falsa autoestima en las relaciones afectivas. Las personas inseguras le temen al compromiso. Algunas lo que hacen es buscar a una especie de pareja líder y segura de sí misma para entregarse y dejar que les lleven. Otras para esconder el miedo al compromiso, optan por relaciones fugaces y desechables.

¿Cómo recuperar la autoestima?

– Plantea metas en tu vida, cosas que de verdad te interesen y pon una fecha para cumplirlas.

– Deja de lado los pensamientos negativos, enfócate en tus cualidades.

– Salir a caminar o trotar en el parque te hará bien y ayudará a relacionarte.

– Convive con personas que te inspiren a seguir adelante.

Te recomendamos en video: