Tratamientos con células madre: Mitos y realidades sobre los procedimientos

Los tratamientos con células madre son cada vez más utilizados en Chile. Conoce sus beneficios y riesgos

Después de años de posicionamiento en Estados Unidos y Europa, las terapias con células madrehan logrado desarrollarse en Chile. Primero, ocurrió con los bancos que guardan cordones umbilicales, luego como apoyo para el control de enfermedades degenerativas y últimamente con su aplicación en tratamientos estéticos.

Lo que muchos desconocen, es que existen dos tipos de células madre, definidas en base al origen de su obtención. Las hematopoyéticas son aquellas extraídas del cordón umbilical, medula ósea o sangre, y las mesenquimales, de varios tipos de tejido, como la grasa. Estas células se pueden utilizar para tratamientos de medicina regenerativa, y constan de la reparación de tejidos y órganos dañados por una enfermedad o el paso de los años.

Beneficios y dudas

Muchos ensayos clínicos han revelado beneficios en patologías como la artritis y el lupus, además de dolencias del sistema nervioso, como el Parkinson, Alzheimer, Fibromialgia, entre otras. También ha tenido buenos resultados con algunos tipos de cáncer. Entre ellos, figuran el de pulmón, próstata, ovarios y mama. Pero aquí es donde comienzan las confusiones, ya que este tratamiento no cura las enfermedades en su totalidad. Lo que ocurre, es que los procedimientos con células madre reducen notablemente muchos de los síntomas y malestares, detienen su avance y, en muchos casos, retrocede la evolución.

A pesar de que en Chile estos procedimientos son algo reciente, varios profesionales han recopilado estudios y técnicas. Uno de los más reconocidos es el Dr. Raúl Ríos Ritter, CEO de Clínica Regenetic y presidente de la Sociedad Chilena de Medicina Regenerativa y Terapia Celular (Sochimreg). Según explica el especialista, este tipo de tratamiento es una alternativa real para entregarle calidad de vida a las personas. "Un paciente con Parkinson, por ejemplo, no solo tiene temblores en sus manos, si no que llega a un punto en que no controla esfínter. Si tú eliminas ese síntoma, le das mayores oportunidades", señala.

Al tratarse de procedimientos nuevos, los pacientes suelen tener algunas dudas e incertidumbres respecto de los resultados. Sin embargo, como las células madre forman parte del mismo organismo, tienen muy escasas probabilidades de generar alguna complejidad. El riesgo más grande es que el tratamiento avance de distintos modos mostrando resultados en más o menos tiempo. No obstante, esto dependerá de cada persona.