5 señales que reflejan que eres una mujer súper vanidosa

Hay una línea muy fina entre la coquetería y el orgullo, o la tan conocida arrogancia.

Hay una línea muy fina entre la coquetería y el orgullo, o la tan conocida arrogancia. Sigue leyendo y descubre cuáles son las conductas que podrían reflejar que eres toda una vanidosa.

La vanidad no es otra cosa que el orgullo basado en banalidades. Está caracterizada por la necesidad de ser admirado por lo que se hace, se es y se tiene, cuando en realidad es sólo una fachada que no esconde nada detrás. La persona vanidosa busca engrandecerse ante los demás para tranquilizar sus propias inseguridades.

Sin embargo, hay una línea muy fina entre la coquetería y el orgullo, o la tan conocida arrogancia. Sigue leyendo y descubre cuáles son las conductas que podrían reflejar que eres toda una vanidosa y no lo sospechas.

La vida en el espejo

Si tardas horas tardas horas arreglándote frente a un espejo en tu casa, oficina o fuera del trabajo, esta es una clara señal de que estas convirtiéndote en toda una chica vanidosa. Contigo lo de estar lista “en 5 minutos” nunca se cumple.

Hablas demasiado y no escuchas

Otro de los signos que eres una mujer vanidosa es que al estar reunida sueles monopolizar las conversaciones. Sueles compartir con lujo de detalles todo lo que hiciste a lo largo del día; pero cuando es hora de oír a los demás, no prestas mucha atención. Si exageras dicho comportamiento esto puede llevarte a un cierto aislamiento social.

Maquillaje infinito

Si eres adicta a tu apariencia entonces debes tener toneladas de cosméticos de belleza en tu cartera: correctores, blush, máscaras de pestañas y ni se diga sombras y labiales. Cuando una mujer se maquilla por querer sentirse más bella que otras mujeres o anhelar ser el centro de atención siempre ya sea en la calle o una reunión y así captar la mirada de los varones, puede incurrir en exceso de vanidad. La búsqueda de la belleza puede volverse en algunas mujeres vanidosas en una obsesión o un camino de nunca acabar.

Miss Selfie

Bastan dos minutos en tus perfiles sociales para comprobar que los selfies son lo tuyo. Estos constituyen más del 75% de posts en tus redes y, además, se nota que te tomas múltiples fotos al día. Aunque no resulte sorprendente, ésta es otra señal que eres más vanidosa de lo que crees.

Acá te presentamos algunos consejos para no ser exageradamente vanidosa:

– Toma conciencia de tu ego y de la necesidad que tienes de que los demás te adulen.

– Escucha a las demás personas y deja de hablar de ti.

– Trata a los otros como te gusta que te traten.

– Reconoce el mérito de los demás.

– Compórtate como realmente te gustaría, sin fijarte en lo que los demás admiran, es lo que recomiendan los expertos y psicólogos.

Te recomendamos en video