5 alimentos para evitar sufrir un infarto

Con estos alimentos mejoraras la función arterial y disminuyen la presión arterial

La enfermedades del corazón representan casi un tercio de todas las muertes en todo el mundo y la dieta juega un papel importante en la salud del corazón y puede afectar su riesgo de enfermedad cardíaca.

De hecho, ciertos alimentos pueden influir en la presión arterial, los triglicéridos, los niveles de colesterol y la inflamación, todos los cuales son factores de riesgo para enfermedades del corazón.

Aquí hay 5 alimentos que debes comer para maximizar la salud de su corazón.

Verduras de hoja verde

Las verduras de hoja verde como la espinaca, la col rizada y las hojas de col son conocidas por su gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes.

En particular, son una gran fuente de vitamina K, que ayuda a proteger las arterias y promueve la coagulación sanguínea adecuada (2, 3).

También tienen un alto contenido de nitratos en la dieta, que han demostrado reducir la presión arterial, reducir la rigidez arterial y mejorar la función de las células que recubren los vasos sanguíneos.

Algunos estudios también han encontrado una relación entre el aumento de la ingesta de verduras de hoja verde y un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Un estudio en 29,689 mujeres mostró que un alto consumo de vegetales de hoja verde estaba relacionado con un riesgo significativamente menor de enfermedad coronaria.

Granos integrales

Los granos integrales incluyen las tres partes ricas en nutrientes del grano: germen, endospermo y salvado.

Los tipos comunes de granos enteros incluyen trigo integral, arroz integral, avena, centeno, cebada, alforfón y quinoa.

En comparación con los granos refinados, los granos integrales son más altos en fibra, lo que puede ayudar a reducir el colesterol LDL "malo" y disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Varios estudios han encontrado que incluir más granos integrales en su dieta puede beneficiar la salud de su corazón.

Un análisis de 45 estudios concluyó que comer tres porciones más de granos integrales al día se asoció con un riesgo 22% menor de enfermedad cardíaca.

 

Bayas

Las fresas, los arándanos, las moras y las frambuesas están repletas de nutrientes importantes que desempeñan un papel central en la salud del corazón.

Las bayas también son ricas en antioxidantes como las antocianinas, que protegen contra el estrés oxidativo y la inflamación que contribuyen al desarrollo de enfermedades del corazón.

Un estudio en 27 adultos con síndrome metabólico mostró que beber una bebida hecha de fresas liofilizadas durante ocho semanas redujo el colesterol LDL "malo" en un 11%.

Aguacates

Los aguacates son una excelente fuente de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón, que se han relacionado con la reducción de los niveles de colesterol y un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Un estudio analizó los efectos de tres dietas para reducir el colesterol en 45 personas con sobrepeso y obesas, y uno de los grupos de prueba consumió un aguacate por día.

Un estudio que incluyó a 17.567 personas mostró que quienes comían aguacates regularmente tenían la mitad de probabilidades de tener síndrome metabólico.

Los aguacates también son ricos en potasio, un nutriente que es esencial para la salud del corazón. De hecho, solo un aguacate suministra 975 miligramos de potasio, o aproximadamente el 28% de la cantidad que necesita en un día.

Obtener al menos 4.7 gramos de potasio por día puede disminuir la presión arterial en un promedio de 8.0 / 4.1 mmHg, que se asocia con un riesgo 15% menor de accidente cerebrovascular.

Pescado graso y aceite de pescado

Los pescados grasos como el salmón, la caballa, las sardinas y el atún están cargados de ácidos grasos omega-3, que se han estudiado ampliamente por sus beneficios para la salud del corazón.

En un estudio en 324 personas, comer salmón tres veces por semana durante ocho semanas disminuyó significativamente la presión arterial diastólica (21).

Cada disminución de 3.5 onzas (100 gramos) en el consumo semanal de pescado se asoció con una probabilidad 19% mayor de tener un factor de riesgo adicional para enfermedades del corazón, como presión arterial alta, diabetes u obesidad.

Si no come mucho marisco, el aceite de pescado es otra opción para obtener su dosis diaria de ácidos grasos omega-3.

Se ha demostrado que los suplementos de aceite de pescado reducen los triglicéridos en la sangre, mejoran la función arterial y disminuyen la presión arterial

Te recomendamos en video