Así es como puedes devolverle el balance a tu vida antes de que termine el año

Es momento de darle una vuelta de 180º a tu vida

Dicen que el año nuevo es para empezar nuevas historias y enfocarse en nuevas metas pero ¿por qué esperarse hasta las campanadas de la media noche 2019? Si quieres hacer un cambio y recuperar el balance en tu vida, el momento es ahora.  Todavía quedan algunos días de este año, lo que significa que si te sientes perdida o en el limbo, aún tienes oportunidad de recuperar el control de las cosas o al menos, de ti misma.

Lo que pasó, pasó pero si no puedes cambiar las circunstancias de tu entorno, al menos debes saber que puedes sanar las heridas de tu interior para terminar el año mejor de lo que esperabas y empezar de lleno con el pie derecho. Aquí te dejamos algunos consejos.

Define tus prioridades.

El equilibrio no implica llevar a cabo todas las actividades posibles. Analiza tus valores y decide lo que es realmente importante para ti; luego establece tus límites. En este punto, la energía está prácticamente agotada así que lo mejor que puedes hacer es respirar profundo y tratar de terminar aquello que pusiste en pausa. Evite sentirte abrumada haciendo malabares para lograrlo. Descarta lo que te impida cumplir con los otros pendientes y concéntrate en ti. Piensa que también necesitas descansar y liberarte del mayor estrés posible. Como dice el dicho, "no muerdas más de lo que puedes masticar".

Comienza a cambiar tu mentalidad

Si sabes que todo el año has sido un verdadero desastre, es momento de organizarte y planificar con anticipación. Tómate  un tiempo al principio del día para evaluar lo que debe hacerse. Haz una lista de tareas en un planificador o calendario para las próximas citas, exámenes o reuniones de trabajo. No hagas de lado tus actividades personales y el tiempo con tus seres queridos por estar haciendo otras cosas que no te gustan.

Acepta que no tienes el control de todo

No seas tan aprehensiva y deja que las cosas fluyan. En lugar de estresarte y enfadarte, aprende a fluir cuando ocurre algo sobre lo que no tienes control. Si estás atrapada en el tráfico o tu computadora se bloqueó y no puedes seguir con tu trabajo, respira y aprovecha para calmar tu mente. Estas cosas pasan y todos hemos experimentado esos mini infartos en la vida. Acéptalo y déjalo ir! Cuando lo hagas, verás cómo encontrarás nuevas alternativas y soluciones para alcanzar tu objetivo.

Mantenén una actitud positiva.

Comienza cada día con la intención de hacer lo mejor. las cosas no son fáciles y siempre habrá obstáculos inesperados. Parte de vivir una vida bien equilibrada es aprender a lidiar con la adversidad, los eventos imprevistos y la incertidumbre así que es momento de re-programar tu mente a una actitud positiva  y menos estresante. Saborea el momento y festeja los pequeños triunfos. Si fallas, entonces piensa en lo que sí lograste y lo que puedes lograr la próxima vez que lo intentes. No te tires al suelo. Levántate y continúa.

Te recomendamos en video