El cigarro electrónico es tan adictivo y nocivo para tu salud como el tabaco convencional

El cigarro electrónico está de moda pero no es más saludable

Un cigarrillo electrónico es un dispositivo que funciona con pilas y que emite dosis de nicotina vaporizada, o soluciones que no contienen nicotina, para que el usuario las inhale. Su objetivo es proporcionar una sensación similar a la inhalación de humo de tabaco, sin el humo..

"Vapear" es ahora la forma más popular de consumo de tabaco entre los jóvenes en EE. UU y según datos de organizaciones de salud, el consumo de los cigarrillos electrónicos aumentó en un 900 por ciento entre los estudiantes de secundaria de 2011 a 2015.

Pero esta práctica puede ser tan peligrosa como el tabaquismo mismo ya que si bien puede ayudar a los fumadores con el consumo de nicotina, el vapor sigue siendo tan adictivo y nocivo como ésta.

En 2016, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) comenzó a hacer cumplir las reglas sobre las ventas, mercadeo y producción de estos productos.

Aún existen muchas las dudas sobre esta nueva forma de fumar. El problema está en que a altas temperaturas el propilenglicol, compuesto principal del vapor, se descompone y puede producir óxido de propileno, probable carcinogenético. El glicerol produce acroleína, un poderoso lacrimógeno, aunque en menor proporción que el pitillo tradicional.

La mayoría de estos cigarrillos electrónicos contienen nicotina química, la cual los vuelve adictivos. Así que si tienes el hábito de fumar tu cigarrillo electrónico, es probable que te cueste dejar de hacerlo como si se tratase de uno normal. La nicotina no es buena para el organismo y es especialmente dañina para aquellas personas con problemas de corazón ya que puede dañar gravemente tus arterias.

Las mujeres embarazadas no deben fumar de ningún modo ya que pueden dañar al bebé, afectando al desarrollo de su cerebro y afectar además a la memoria y atención de los niños.

Te recomendamos en video