Estudio revela que las parejas que viven juntas antes de casarse tienden más a divorciarse

No todas las parejas pasan la prueba de vivir juntos

Puede parecer difícil de creer, pero en pleno 2018, el debate sobre si mudarse con tu pareja antes del matrimonio es una constante en la sociedad. Para muchos, el "concubinato"representa un pecado pero para otros, se ha convertido en la opción más sensata para definir si dan el siguiente paso o no.

Si bien todavía se considera un tabú, muchas parejas viven juntas antes de casarse sin embargo, esto podría convertirse en una condena para muchos. Y es que varios estudios han demostrado un aumento en las posibilidades de que una pareja se divorcie una vez que deciden casarse.

Aunque claro. no todos los que se mudan con su pareja lo hacen porque quieren casarse. De hecho, muchos no tienen ningún deseo de casarse en absoluto y ven el hecho de vivir bajo el mismo techo como un compromiso que no requiere de todo el espectáculo que implica una boda.

Según los científicos, compartir la misma casa puede presionar a las personas para que se casen por razones equivocadas. Una encuesta realizada a más de 1,000 hombres y mujeres casados ​​en los EE. UU, encontró que quienes se mudaron con un amante antes del compromiso o matrimonio, afirmaron tener matrimonios de calidad significativamente más baja y un mayor potencial de separación que otras parejas.

Aproximadamente uno de cada cinco de los que cohabitaron antes de comprometerse, habían sugerido el divorcio, en comparación con solo el 12 por ciento de los que solo se mudaron juntos después del compromiso y el 10 por ciento que no cohabitó antes unirse en matrimonio.

La psicóloga Galena Rhoades de la Universidad de Denver, explicó que esto ocurre porque las parejas podrían haber decidido casarse realmente en función de otras cosas en su relación, porque ya estaban viviendo juntas y menos porque realmente querían y habían decidido que querían un futuro juntos.

Los participantes, de entre 18 y 34 años, habían estado casados por diez años o menos y fueron interrogados sobre la satisfacción de su relación, la dedicación mutua, el nivel de comunicación negativa y la satisfacción sexual.

Para medir el potencial de una pareja para divorciarse, también se les preguntó si alguna vez alguno de los dos había sugerido seriamente la idea de divorcio. En general, alrededor del 40 por ciento informó que no vivían juntos antes del matrimonio, el 43 por ciento lo hizo antes del compromiso y el 16 por ciento cohabitó solo después de comprometerse, según los hallazgos publicados en el Journal of Family Psychology.

Aprender los hábitos de los demás: una de las razones principales por las que las personas se mudan juntas antes del matrimonio. Es una forma en que pueden aprender o acostumbrarse a los hábitos de sus parejas, ya sean buenos o malos. Es bueno saber de antemano los hábitos de gasto de tu pareja.

Sin embargo, se corre el riesgo de que el encanto se rompa y con ello, la relación. Mudarse juntos puede ayudarlos a determinar si están listos para un compromiso "oficial" de por vida en pareja. No por nada dicen que te cuestiones si es él / ella realmente la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida antes de tomar una decisión tan importante como mudarte o casarte.

 

Te recomendamos en video