¡Cuidado con las ensaladas! Advierten sobre lechuga contaminada de E. Coli

La lechuga contaminada que se ha visto afectada por la alerta de E. Coli en Estados Unidos.

La lechuga contaminada que se ha visto afectada por la alerta de E. Coli en Estados Unidos, y que el ministerio de Sanidad descarta en España, es la romana

¿Lechuga contaminada? Sí, las lechugas romanas se han contaminado de la bacteria Escherichia coli o mejor conocida por su abreviatura E. Coli, por lo que autoridades de Estados Unidos de América y Canadá lanzaron una alerta para evitar comprarlas ante este nuevo brote.

De momento advirtieron que no es seguro consumirlas pues al menos 32 personas se han enfermado en los Estados Unidos y otras 18 en Canadá a causa de la bacteria.

Síntomas de la E. Coli por consumir la lechuga contaminada

1. Diarrea intensa y a menudo con sangre

2. Cólicos estomacales

3. Nauseas

4. Vómito

5. Fiebre leve.

Esta sintomatología suele aparecer tres o cuatro días después del contagio, aunque también pueden hacerlo entre 1 y 10 días después. De no tratarse puede generar complicaciones fatales. En algunos casos el enfermo desarrolla el llamado Síndrome Hemolítico Urémico (SHU), una complicación que produce anemia por la destrucción de los glóbulos rojos e insuficiencia renal súbita. El resultado puede ser un deterioro renal crónico o incluso el fallecimiento. Solo en Estados Unidos, la bacteria provoca todos los años 265 mil enfermedades, 3 mil 600 hospitalizaciones y 30 muertes.

¿De dónde proviene esta lechuga contaminada?

La E. Coli es un tipo de bacteria que se encuentra en el medio ambiente y en los alimentos. La mayoría de las cepas son inocuas e incluso forman parte de un intestino sano en humanos y animales.

A pesar que aún no se ha aclarado el origen, el agua con el que se riega las hortalizas es una de las principales vías de contaminación, pues esta transcurre por canales abiertos que atraviesa el ganado y es ahí donde se produce la contaminación, que suele tener un origen fecal.

Ante esto los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos recomendaron a los consumidores a desechar toda lechuga romana que hayan comprado y que eviten adquirir este producto.

También los restaurantes y comercios minoristas deben abstenerse de servirla hasta que haya más datos sobre este brote.

Te recomendamos en vídeo: