La ropa que usas afecta a tu cerebro y tu estado de ánimo, según expertos

Investigadores han identificado una serie de cambios psicológicos y neuronales que ocurren cuando llevas cierta ropa

Todos hacemos un pequeño esfuerzo adicional para lucir bien en ocasiones especiales pero a veces nos gana la apatía y terminamos usando lo primero que encontramos en el armario. Y mientras que algunas prefieren los vestidos y faldas con estampados florales, otras se sienten mejor usando pantalones ajustados y chaquetas de cuero.

¿Qué hay de especial detrás de cada elección? Pues no sólo un cambio en tu imagen física sino también en la actividad de tu cerebro. ¿Quieres saber más?

De acuerdo con la ciencia, la forma en que nos vestimos puede ser la diferencia entre darnos una ventaja adicional en nuestra vida profesional y personal. No se trata de "verse bien" todo el tiempo o de gastar todo el sueldo en renovar el guardarropa, sino en saber adaptar nuestro atuendo a la ocasión para transmitir lo que necesitas transmitir.

Las investigaciones sugieren que la ropa que usamos afecta nuestro comportamiento, actitudes, personalidad, estado de ánimo, confianza e incluso la forma en que interactuamos con los demás. Esto se llama "enclothed cognition" (cognición atávica)

La ropa afecta nuestro comportamiento y nuestro estado de ánimo debido al significado simbólico que nosotros (como sociedad) atribuimos a diferentes tipos de atuendo.

Consideramos que algunas prendas son poderosas, otras que son divertidas y otras que nos hacen ver más relajadas. Incluso evaluamos a las personas que acabamos de conocer en función de su ropa y la ocasión. Pero también nos evaluamos a nosotros mismos y nuestros roles según lo que llevamos puesto en un momento determinado por la forma en que nos hacen sentir. Esto significa que la experiencia de usar algo, sutilmente afecta nuestras actitudes.

Es más, la ropa que usas para ir al gimnasio también tiene un efecto importante en tu rendimiento. ¿No estás lo suficientemente motivada para moverte? ¡Usa algo de ropa deportiva! Usualmente relacionamos la ropa de gimnasio con apatía o poco cuidado de imagen pero ésta aumenta la probabilidad de que nos activemos. Esto puede ser porque nos recuerda que debemos tomar decisiones saludables, además de que nos hace sentir libres de movernos como queramos. ¡Inténtalo!

 

Te recomendamos en video