5 señales que indican que estás en el lugar correcto (aunque te sientas perdida)

Si te identificas con estas señales, es probable que vayas por buen camino

A veces la vida tiene una forma extraña y cruel de enseñarnos lecciones las cuales no tienen que ver con lo que estamos haciendo sino en cómo percibimos nuestro entorno y qué tanto nos conocemos.

Todos hemos proyectado nuestro futuro perfecto, ya sea amoroso, familiar, profesional o económico pero cuando llega el momento en que se supone deberíamos tener todo hecho, caemos en decepciones y en la sensación de que hemos estado yendo por el mal camino.

A todos nos pasa. Sentirse perdido y fuera de lugar es más común de lo que crees pero aquí hay algunas señales de que te ayudarán a ver que estás donde debes estar y que es justo lo que estás haciendo ahora lo que te llevará al futuro que soñaste (o mejor).

1. No eres feliz todo el tiempo

No llevas un estilo de vida despreocupado. A veces te sientes abrumada por la alegría y otras veces tienes un día o una semana o un mes entero realmente malo. Tranquila, estás viviendo una vida normal y realista. Entiendes que está bien no ser feliz cada segundo de cada día y eso te ayuda a disfrutar y valorar los momentos que vives.

2. Constantemente te sientes incómoda

Estás fuera de tu zona de confort la mayor parte del tiempo y aunque puede ser difícil, significa que te estás obligando a crecer, a expandirte y a probar cosas nuevas. La gente rara vez encuentra el éxito en su propia burbuja. Darte cuenta de que estás dispuesta a sentirte incómoda y asustada es una puerta al éxito

3. Has dejado de tenerle miedo al rechazo

A nadie le gusta el rechazo y todos hacen algo por evitarlo. Pero si sabes cómo lidiar con eso y te niegas a permitir que te paralice la posibilidad de ser rechazada, significa que estás dispuesta a probar cosas nuevas y a luchar por lo que crees. Lo que haces sin miedo es lo que te ha ayudado a convertirte en la persona que quieres ser.

4. Piensas en el futuro y en cómo lo que estás viviendo "dará sus frutos".

Tu mente no solo se enfoca en divertirte y vivir el presente. Al contrario, estás en una posición en la que sabes que si quieres que las cosas salgan, debes trabajar duro y ahora. Sabes que eventualmente todo el esfuerzo y la energía que estás poniendo servirá para construir tus sueños.

Estás más preocupada por cómo te sientes y que por cómo te ves.

Estás mucho más enfocada en encontrar cosas y personas que te hagan feliz y satisfecha. Ya no te preocupas por las personas de mentalidad superficial porque sabes que no sirve de nada estar con aquellos que te hagan inferior o miserable. Por eso, tampoco te preocupa tener pocos amigos. Estás tan enfocada en conservar aquellos que te hacen bien y que te motivan que en llenar una lista interminable de contactos.

Te recomendamos en video