3 cosas que pasan cuando finalmente te alejas de alguien que no es bueno para ti

Hay cosas que pasan en una relación tóxica que nos hacen despertar

¿Cómo aprendes exactamente de una mala relación? Para comenzar debes aceptar que has cometido un error y está bien, no tienes que atormentarte por eso. Escogiste a la persona equivocada y se quedó aún cuando estaba mal contigo. A todas nos ha pasado.

Una vez que aceptas esto y rompes el lazo, puedes volver a examinar la situación y tu vida en general para ver hacia dónde moverte.

Deja de creer que esta relación es lo mejor que pudiste tener. Una persona tóxica jamás será lo mejor para ti.  Te hace desconfiar y te aleja de los demás; te hace sentir menos y te hace creer que es la única persona que te entenderá y te amará.

Debes trabajar en un sistema de apoyo que te haga olvidar el mal trago y que te haya aprender y crecer. Una vez que logres distraer tu mente, podrás enfocarte en lo bueno que te dejó esa mala relación. Estos puntos te ayudarán a entender mejor lo que aprendes cuando te alejas de alguien que no te hace bien.

Aquí hay algunas lecciones que probablemente aprenderás:

Las relaciones son importantes, pero tú estás primero.

Cuando te involucres en una nueva relación lo primero que debes grabarte es que ninguna debe absorberte al punto de que te vuelvas dependiente de ella. Tú estás primero y tú debes valorarte como ser único que eres. Tienes tu propia identidad y no necesitas que nadie más te mueva a su antojo. Cuando estás con alguien tóxico, te pierdes y terminas haciéndote daño inconscientemente. Así que cuando te alejas, las heridas son capaces de sanar hasta recuperar tu amor propio.

No eres perfecta, lo importante es que trabajes en ser mejor 

Todos tenemos trabajo que hacer. Nadie es perfecto. Todos tenemos nuestros defectos. Todos cometemos errores, decimos cosas que no queremos decir y no mostramos nuestro aprecio a quien lo merece. Todos tenemos días malos, malos estados de ánimo, malas vetas. Y eso está bien, siempre y cuando aceptes que no eres perfecta y trabajes para ser mejor.

Cuando te alejas de una persona tóxica, aprendes que debes trabajar para ser una mejor persona, una mejor amiga, una mejor pareja y un mejor ser humano. La vida se trata de esforzarse por ser mejor. Y comenzarás a esforzarte cuando te des cuenta de lo mucho que vales y te queda por vivir.

Nunca dejes de buscar el amor

Muchos de nosotros salimos de una relación tóxica odiando el concepto del amor. Nos prometemos a nosotras mismas que nunca más caeremos en la mentira. Este tipo de aversión al amor es natural después de una ruptura brusca. Sin embargo, llegarás a aceptar, tarde o temprano, que no puedes huir de él. Vas a necesitar amor en tu vida, no porque te vuelvas dependiente de alguien sino porque puede llegar a ser hermoso y hacerte mejor persona cuando llega el indicado. Así que es mejor que seas inteligente en cómo lo creas en él.

Puedes decirte a ti misma que nunca más quieres volver a salir, pero cambiarás de opinión. Llegarás a aceptar que, aunque no sea fácil, tener una relación de amor en tu vida es la diferencia entre una vida que vale la pena vivir.

Te recomendamos en video