Este es un pequeño recordatorios de amor para cuando te sientas sola

El amor propio es lo más importante cuando sientas que todo se derrumba a tu alrededor

Cuando sufres por un desamor o atraviesas por cualquier tipo de pérdida o confusión, te sientes sola e incomprendida por los que te rodean. Pero esa soledad no es solo cuando ves a una pareja tomada de la mano o cuando ves esas películas cursi con una boda de cuento de hadas. No, la soledad que a veces sientes es producto de tu propia mente, algo que nada tiene que ver con estar acompañada de una pareja.

Cuando más quieres que el sentimiento se vaya, más parece que se te pega a la piel. Tu brillo se opaca, tu sonrisa se borra y nada te ilusiona, como si estuvieses en una especie de "modo avión" que no puedes apagar. La vida siempre estará llena de constantes vaivenes de penas, tristezas y un sin fin de situaciones complicadas. Por eso, en algunas ocasiones te sentirás completamente desolada, pero es sólo es pasajero.

Este es un recordatorio de que cualquier oscuridad que estés enfrentando, eventualmente se convertirá en luz.

Que cualquier nudo que esté atado alrededor de ti, algún día será liberado. Que cada nube gris finalmente se romperá en un cielo azul. Que no te sientas invalidada, o pienses que lo que estás experimentando de alguna manera no importa, pero que todo en este mundo es temporal. Todo pasará.

En los días en que no te sientas amada, recuerda que eres digna de amar. Incluso cuando te sientes en tu punto más bajo, incluso cuando no puedes recordar cómo se siente experimentar el amor en su forma más pura e incondicional. Te mereces una persona con quien hablar por horas por teléfono, una mano reconfortante para apretar al cruzar una calle y el abrazo de oso más grande cuando solo necesites a alguien que te haga saber que todo va a estar bien.

Cuando te sientas sola y que nadie nota tu valor, recuerda que eres adorable.

No estás rota y no necesitas ser reparada. Tienes defectos, pero sigues siendo un buen humano. Estás haciendo lo mejor que puedes, luchando con tus propios demonios y eso es todo lo que cualquiera esperaría de ti. Tus defectos e imperfecciones son parte de tu encanto. Tus cambios de humor, tu temperamento explosivo y hasta tu torpeza te hacen encantadora. Tus errores solo te están ayudando a convertirte en una mujer más fuerte y sabia que día a día tendrá que aprender a superarse. No te rompen, te "depuran".

Te mereces amor, más de todo el que das a los que te rodean. Mereces ser escuchada y comprendida, porque tu historia importa. Ttu existencia hace una diferencia muy tangible y nada ni nadie puede sustituirte. Mereces sentir que alguien te procura, simplemente porque estás viva. Te mereces mucho más de lo que crees que es lo suficientemente bueno para ti.

Muchos de nosotros estamos luchando en una batalla similar. Intenta recordar esto porque no importa cuán avergonzada te sientas por tu propia situación, hay otros que experimentan las mismas emociones pero de diferente manera. Cuando te escuches a ti misma decir que estás completamente sola, piensa que es solo tu subconsciente tratando de venderte una mentira.

Recuerda que siempre hay alguien que te entiende, que puede relacionarse contigo y que estará ahí para ti.

Quizás no puedas hablar con esa persona de inmediato pero créeme, está ahí fuera. Lo que importa es que de verdad creas que estas personas existen y que su amor por ti es real.

Si te despiertas sintiéndote sola una mañana, no dejes que eso te defina. No dejes que esas voces en tu cabeza te convenzan de que no eres alguien que vale la pena amar. Porque de verdad lo eres.

Haz este ejercicio: toma tu mano y colócala en tu corazón. Respira. Inhala y exhala. Siéntelo latir mientras tu pecho se expande suavemente y vuelve a caer. Concéntrate en este momento, dejando atrás tus pensamientos.Verás cómo te sentirás mejor.

 

Te recomendamos en video