Entrenadora revela la rutina de Miss Universe Puerto Rico para adelgazar 20 libras

La reina de belleza confesó que por momentos se desesperó, pero prevaleció la constancia

El mayor reto de Kiara Ortega cuando llegó al máximo certamen de belleza de la Isla, fue adelgazar algunas libras, algo que no solo le valió la corona, sino que además le cambió su estilo de vida y puso a prueba su determinación.

La transformación de esta boricua de 25 años transcurrió a la vista de todos, en medio de los ensayos y presentaciones a la prensa de las candidatas, y aún así, lo logró alejada de los quirófanos y el bisturí pese a que el tiempo corría.

"Una reina se construye con dos palabras claves: compromiso y disciplina, mi meta principal fue adelgazar, con una buena alimentación y un régimen muy duro de ejercicios", explica la reina.

Para alcanzar la meta, la modelo acudió ante profesionales como  Ana Sánchez, entrenadora personal que supo entender las necesidades de la joven hasta convertirse en su gran aliada.

 

Moldeando a una reina

Kiara se sometió a una intensa rutina de ejercicios, combinados con descanso y una buena alimentación, para lograr no solo el cuerpo perfecto, sino también la actitud de toda una reina.

"Fue un entrenamiento en circuito con pesas, trabajando todo el cuerpo con pliométricos que son los brincos, obviamente abdominales de intermedio y después una buena rutina de cardiovascular, explicó Ana a Por Dentro.

Los ejercicios que la personal training asegura que fueron determinantes son:

 

Los Squat o sentadillas para las piernas, los lunges con pesas para reafirmar y levantar glúteos, y pesas para tonificar brazos y dar una forma armoniosa a los hombros, que visualmente afinan la cintura.

"A las pesas le tienen miedo porque creen que van a perder las feminidad, que se van poner como un hombre, o muy grandes, pero no es así, son importantes para que todo se quede en su sitio, que no se mueva nada", precisó la entrenadora.

 

Finalmente, la representante de Puerto Rico aseguro que para transformar el cuerpo, se debe ser perseverante y no desesperar si no se notan los resultados de inmediato.

"Los cambios no son así, yo en algún momento me desesperé le decía a mi entrenadora, ¡¿qué puedo hacer, qué puedo tomar?!, y ella siempre me enseñó que era importante hacerlo de una manera saludable, y que no afectara mi salud emocional. Es un proceso que tarda,  pero vale la pena".

 

Te recomendamos en video: