¡Come sin culpas! Disfruta y elige bien

Aprende a dejar de lado el remordimiento a la hora de comer

Sin duda, la comida es uno de los mayores placeres de la vida y hay que disfrutarla, ¡NO sufrirla!, pero eligiendo bien y sobre todo enfocarnos en lo más importante: calidad y experiencia.

Es decir, generalmente la comida tiene una connotación emocional; nos remonta a los apapachos que recibíamos desde pequeñas cuando algo nos pasó,  o simplemente para celebrar algo nuestros amigos y seres amados.

Empero, la clave está en que si vamos a comer algo (lo que sea: un chocolate, un pedazo de pizza o algo más), no le demos una implicación mayor…

Por ejemplo, muchas veces, cuando intentamos llevar un estilo de vida saludable y comemos algo que es más calórico, inmediatamente pensamos en…

“Si me lo como, subiré de peso”; “sólo una probadita, sino engordo” y como son ideas inconscientes, tan arraigadas, se hacen realidad: el cerebro no sabe si es verdad o mentira y simplemente se la CREE y lo CREA”…

Disfruta y elige bien

¡Ojo! Con esto no quiero decir que podemos acabarnos una pizza entera o comer de manera poca saludable, pero sí que intentemos llevar una alimentación rica en frutas, vegetales y proteínas de buena calidad como cortes magros, pollo, pescado, etc.

Pero, cuando comas o bebas algo que no sea tan saludable, enfócate en vivir la experiencia: Estar con tu pareja, platicar, reír con los amigos, etc y no en devorar todo o en sentirte culpable por comer ese día un pastel, alcohol, etc.

Es decir, son cosas que hacemos de manera esporádica, así que lo más importante es que lo goces y no lo padezcas.

Lo más importante es que aprendes a ver la comida como un vehículo y no como una meta para ser feliz.

Te decimos cómo lograrlo…

Generalmente asociamos mucho lo que comemos a nuestro estado anímico. Cuando estamos tristes, desconsolados o deprimidos, solemos optar por todo lo dulce, porque inconscientemente nos recuerda al cariño de mamá (desde el punto de vista de la biodescodificación), por lo que es más común la ingesta de chocolates, pasteles, galletas, postres y más.

A diferencia de cuando estamos enojados o con mucho coraje por determinada experiencia, donde los seres humanos optamos por cosas muy picantes, irritantes o crujientes, para sacar  la ira que tenemos.

Ahora que ya sabes esto, intenta elegir conscientemente mejores alimentos para que goces de un peso saludable, ganes bienestar y disfrutes de los placeres de la vida, pero con moderación.

Sígueme en Facebook y en mi blog www.nutricionquesana.com

Te recomendamos en video: