5 maneras de reconocer que ya no están tan enamorada de tu pareja como antes

Si de pronto dejas de ver a tu pareja como un socio a futuro, entonces quizá ya no haya tanto amor como antes

Caer loca y profundamente enamorada de otra persona es un sentimiento mágico. Quieres gritarlo desde lo más profundo de tu pecho para que todo el mundo lo sepa y aunque alguna vez juraste que no creías en las historias cursis, de pronto te ves en Diario de una Pasión y Realmente amor.

Sí, las personas están más que felices de compartir lo bien que se sienten las mariposas en el estómago cada vez que piensan en la otra persona pero nadie habla realmente sobre el desamor.

No es tan fácil describirlo y algunas veces no se puede entender en absoluto. El sentimiento comienza cuando cuestionas tu situación con la otra persona. ¿Es realmente lo que esperas y quieres? Dejar de amar no es todo blanco o negro. Podría ser que entre ustedes se terminó la fase de luna de miel y ahora han entrado en la realidad. O bien, podría ser lo que marque el inevitable final porque simplemente no pueden continuar juntos.

Es mejor darse cuenta de esto ahora, en lugar de esperar a que las cosas cambien, solo para volverse más infeliz en la relación. Si te ves invadida por las dudas, estos puntos te aclararán el panorama.

Los hábitos "lindos" ya no son lindos

¿Recuerdas esas lindas cosas que solía hacer tu pareja? Bueno, ahora esos hábitos "lindos" se sienten como clavos en la cabeza. El amor puede cegarnos y hacernos ver las cosas bajo una luz diferente. Entonces, cuando solías pensar que el otro tenía una forma curiosa de estornudar (y te parecía lindo), de pronto estás tratando de no lanzarle algo para que se calle. Cuando todo lo que hace tu compañero se vuelve molesto, entonces ahí tienes una alerta.

Status: mejor amigo 

Si comienzas a darte cuenta de que tu pareja se ha convertido en tu único y mejor amigo, esto podría ser una señal. Es natural que tu amor se convierta en tu mejor amigo también. Pero, si el rol de mejor amigo se ha hecho cargo y el estatus de "novio/a" comienza a ser cuestionable, ustedes dos podrían estar aferrándose a una amistad, en lugar de una relación romántica. Esto no significa que no puedan pasar una tarde viendo tonterías en Youtube o hablando de cosas asquerosas como lo harías con un amigo cualquiera, solo asegúrate de que todavía eso te provoca algo más que sólo satisfacción momentánea.

Apatía y distancia

Las parejas que están enamoradas parecen tener la energía para hacer cualquier cosa con el otro, en el momento que sea. Quieren complacerlos y buscar nuevas y emocionantes aventuras que los involucre a ambos. Si de pronto ya no deseas explorar el mundo con tu pareja, pasar la noche en vela contando historias o simplemente recorrer la ciudad para verse, quizá ya no estés codiciando su compañía.

Quienes están enamorados quieren estar tanto con el otro como sea posible. La mayoría no puede esperar para llegar a casa del trabajo o pasar el fin de semana con ellos. Solo salir a comer algo simple puede ser muy gratificante. Si te estás alejando de tu pareja porque prefieres hacer otra cosa, es posible que ya no estés tan enamorada.

La comunicación es menos frecuente

¿Solías hablar con tu pareja todos los días sobre tu trabajo, amigos o pasatiempos y de pronto ya no tienes ganas de hacerlo? Quizá ver la televisión en silencio se ha vuelto mejor opción que ponerte a hablar sobre tu día o ya no tienes paciencia para las eternas llamadas telefónicas. Cuando llega el desamor, empiezas a evitar naturalmente las conversaciones. Es una especie de instinto natural que te prepara para la inminente ruptura. Recuerda que la comunicación es la base de toda relación y si de pronto ya no se hablan como antes o comienzan a guardarse cosas, quizá algo se haya roto entre ustedes.

Evitas tener intimidad

La intimidad es otro punto importante en toda relación y si de pronto se vuelve un momento fugaz o inexistente, puede ser una alerta de que algo ya no funciona igual. Los momentos íntimos generalmente están reservados para las personas enamoradas. Eso es lo que los hace especiales. Si incluso las cosas pequeñas como acurrucarse en el sofá o un beso rápido de despedida parece que te están sofocando. Si el amor se está muriendo, la intimidad simplemente te parece mal o innecesaria.

 

Te recomendamos en video