Por qué deberías casarte con tu mejor amigo

Tu mejor amigo no es sólo esa persona con la que jugaste en la escuela, es también en quien proyectas una vida juntos

La persona con quien te cases debe ser tu mejor amigo. Punto. La pasión y el deseo son emociones que queremos sentir por el resto de nuestras vidas por nuestra pareja, pero si no hay una verdadera amistad y todos los sentimientos que ésta incluye, la relación puede derrumbarse.

Pero cuando digo que te cases con tu mejor amigo, no me refiero a que tienes que enamorarte de esa amistad con la que pasaste la escuela o te invitaba a jugar a su casa de niños. Sino a esa persona de la que te enamoraste, sin importar el tiempo que lleves conociéndolo pero que sin embargo, estás dispuesta a que sea eterno.

Así que sí, cásate con quien no te importaría despertar todos los días por el resto de tu vida, con el que te hace sentir feliz y viva todos los días y que aún en los malos, le recuerda a tu corazón las razones por las que debes sonreír. No te conformes sólo con alguien que te acompaña al cine los viernes o que te hace sentir que no eres tan mala opción. No, cásate con el que te haga sentir que tu estómago se retuerce de emoción cuando escuchas su voz, con el que puedas discutir para llegar a una solución común y con quien puedas proyectar un futuro juntos.

Cásate con el que no esperes que solucione tus problemas pero que sin embargo, esté ahí para hacerte sentir alivio y que te recuerde lo mucho que vales. Esa persona que saca la mejor versión de ti, el que cree en ti, cuando te olvidas de hacerlo. El que se regocija contigo con tus logros y que ofrece ser tu refugio en tus caídas.

Cásate con alguien que sepa exactamente lo que quieres decir cuando las palabras no se acomoden a tus sentimientos; que sepa cuándo necesitas reír y cuándo llorar. Pero sobretodo, el que no pretenda cambiarte sino que logres crear un balance con los defectos y virtudes mutuos.

Porque la persona con la que te cases debe ser con el que no puedas imaginar tu vida sin su presencia. Aquel que te haga sentir que te enamora por primera vez todos los días.

La vida es más que solo encontrar a alguien que te entienda. Se trata de compromiso y consecuencias, de ser paciente y tolerante. No te casas con alguien sólo porque te entiende, sino porque es alguien que se esfuerza por llegar más lejos y lograr más JUNTO a ti. Te casas con alguien a quien le importas y con quien navegaría contigo hasta el fin del mundo sobre cualquier adversidad.

.

Te recomendamos en video