5 crudas verdades que debes aceptar después de una ruptura

Acéptalo, ya fue y debes dejar atrás el trago amargo de la ruptura

Toda ruptura es difícil, especialmente porque se trata de terminar con la rutina que tenías con una persona que amabas pero con la que no funcionaron las cosas.  La angustia que sientes es inmensa, estás desconcertada y temerosa de lo que viene pero créeme,  todo mejora.

Es difícil no dejar que estas experiencias definan negativamente el momento por el que estás pasando Si te encuentras en medio de una encrucijada emocional, es momento un momento de enfrentar lo que ocurre. Deja de preguntarte qué hiciste mal o por qué el otro hizo lo que hizo. Todas son preguntas válidas que danzan en tu mente y tiran puñaladas directo a tu corazón. Pero eventualmente debes parar.

Estas son 5 verdades que debes aceptar sobre tu ruptura. 

No debería ser tan difícil superarlo

Amar a alguien y estar enamorada en realidad son dos cosas muy diferentes. Para empezar, estar enamorada te hace en cierto modo dependiente del otro pues romantizas la idea de esa persona, no importa lo que haya hecho. Lo que ya fue no debe ser motivo de angustia porque sólo te evita pensar con claridad. Es hora de dejarlo ir. Usa lo que pasó como una experiencia y una oportunidad de aprendizaje.

No puedes arreglarlo. Se acabó

"Lo pasado, pisado". Muchas veces el recuerdo de una persona es lo que te mantiene aferrada a algo que no te hace bien y aún sientes un fuerte amor, no hay nada que te haga ver lo negativo. La relación ha terminado y nada resucitará los momentos felices, o no al menos sin que venga lo malo de por medio. Podrán haber pasado unas vacaciones increíbles pero la infidelidad, las mentiras o las susceptibilidades que hubo, estarán flotando ahí. Cuando puedas distanciarte y separar todo eso, entenderás que no hay nada que se pueda hacer y que debes avanzar.

No eres tú, ni él …son los dos

Olvídate de la frase "no eres tú, soy yo". No hay algo más falso que eso porque aunque uno tenga más culpa que el otro por sus acciones, al final fueron una pareja de DOS. En realidad el 'problema' son ambos. Nunca es la "culpa" de una persona que una relación tenga dificultades o termine. Al final, tú jugaste un papel en lo que sucedió. Mejor aclara tu mente y piensa qué harías diferente en una nueva relación o qué te dice lo que pasó sobre tus inseguridades y fortalezas.

Es hora de reconstruir

Si tu relación te hizo sentir mal y tomaste una actitud negativa sobre tu persona entonces es momento de reconstruirte. Debes volver a trabajar en tu seguridad y el amor por ti misma. Deja de pensar que no eres lo suficientemente buena y de sentirte mal por tus éxitos. Ninguna relación debería dejarte estancada en la miseria o la infelicidad. Si terminó, es porque viene algo mucho mejor y debes estar entera para recibir lo bueno.

No, no pueden ser amigos … al menos no por ahora

Probablemente quieras ser amiga de tu ex porque secretamente tienes esperanza de que algo resurja entre ustedes . Si es él quien propone la amistad es porque

a) no quiere verse como un payaso/patán (aunque lo haya sido) y quiere verse como alguien maduro.

b) quiere seguir en tu vida para asegurarse de que no avances y lo olvides

c) te necesita por diferentes cuestiones que tú le resolvías.

Las opciones son muy descabelladas y pesimistas pero estamos diciendo las verdades más crudas, así que mejor cambia el chip y avanza a otra cosa. Recuerda que muchas veces lo que no funcionó se vuelve un ciclo vicioso si lo dejas correr como si nada.

Te recomendamos en video