5 razones por las que te cuesta tanto trabajo encontrar el amor si eres un “alma vieja”

Las almas viejas son solitarios fascinantes

Uno podría pensar que las almas viejas realmente tienen facilidad para encontrar el amor por la "experiencia" emocional de su ser.  Sin embargo, su profundidad es lo que hace que encontrar el amor sea un verdadero reto.  Lo que diferencia a las almas viejas de los demás es que tienen un nivel más profundo de madurez o sabiduría, con lo que surge la necesidad de vivir y amar auténticamente.

Pero como probablemente entenderás, el problema con la mayoría de las relaciones es que están establecidas para evitar la soledad, crear comodidad o seguridad, o ganar algo de autoestima. En otras palabras, muchas relaciones se basan en jugar, se centran en el ego y lo único que prospera es el drama.

La gente cree que las almas viejas son tan exigentes en su búsqueda porque "necesitan" a otra persona para llenar un agujero vacío dentro de ellos, pero no es así.  La verdad es que anhelan lo que nunca han experimentado antes: una relación intensa pero saludable, dedicada pero libre, solidaria pero no sofocante.

Las almas viejas anhelan honestidad, autenticidad, pasión, empatía, amor verdadero, sinceridad y profundidad. Quieren ser vistas, escuchadas, comprendidas, valoradas y amadas por lo que son. Y quieren expresar lo mismo con alguien más.

Disfrutan las bellezas simples del mundo. Tienen una capacidad emocional que en realidad puede tener su propio peso. ¿Entonces, cuál es el problema? Resulta que las almas viejas están paralizadas por la ironía cuando se trata de encontrar el amor, y como resultado, a menudo creen estar destinadas a la soledad.

Aquí hay 5 razones por las que te cuesta tanto trabajo encontrar el amor si eres un alma vieja.

Son completamente conscientes de quiénes son

Las almas viejas se conocen muy bien, y saben exactamente lo que esperan de su pareja. Saben qué cualidades les gustan y qué cualidades no les gustan en una pareja.

Por muy correcto que esto suene, no lo es. Definitivamente reduce el número de posibilidades de encontrar pareja como lo han imaginado.

Son demasiado intuitivos

Pensar demasiado y reaccionar intuitivamente sobre algo de lo que no tienes ninguna evidencia a menudo puede ser una causa para la ruptura de la relación.

Hacer suposiciones erróneas sobre todo puede arruinar cualquier relación, pero especialmente una que no se basa en una base firme.

A menudo terminan en una relación de llama gemela

Las almas viejas tienden a sentirse atraídas por personas que no son las personas con las que deben estar. Prefieren tener relaciones cortas e intensas, de las cuales absorben cada experiencia que puedan y después de un corto período de tiempo avanzan.

Deben alcanzar todos los objetivos en la vida primero

Antes de ceder al amor, las almas viejas quieren lograr todo lo que creen que es importante en la vida.

Debido a que aman profundamente y se rinden por completo cuando entran en una relación, temen que descuiden y no logren sus objetivos.

Quieren nada menos que un amor de alma gemela

Incluso por el precio de estar solo por un período de tiempo más largo, o incluso terminar solo para siempre, las almas viejas nunca aceptarían nada menos que un alma gemela.

Las almas viejas no pueden verse a sí mismas en una relación promedio y superficial solo por la causa de tener a alguien con quien compartir la vida.

Pueden encontrar un compañero, pero rara vez pueden encontrar compatibilidad.

Dado que las almas antiguas tienen visiones tan fascinantes sobre la vida y piensan profundamente en muchas cosas, son buenos filósofos y pensadores, las almas viejas no tienen problemas para fascinar y atraer a un compañero que se enamore de ellos de inmediato.

Pero cuando se trata de encontrar a una persona que realmente los entienda, que pueda ser su mejor amigo a quien puedan confiar y confiar por completo, ese es el verdadero desafío.

Te recomendamos en video