7 efectivos consejos para lidiar con un hijo rebelde

Protestan por todo, son inconformes, alzan la voz, no siguen las reglas o bajan las calificaciones en el colegio.

Hoy tenemos varios consejos para ti, ya que sabemos que nuestros niños y adolescentes al llegar a cierta edad experimentan cambios en su conducta que son difíciles de manejar. Frente a ellos, muchos padres no saben cómo manejarlos sin ser demasiado estrictos o exacerbar el comportamiento que tienen.

Protestan por todo, son inconformes, alzan la voz, no siguen las reglas o bajan las calificaciones en el colegio, son solo algunos de los síntomas que demuestra un niño o adolescente cuando atraviesa una etapa de rebeldía. Sin embargo, hay varias acciones que puedes aplicar y así lidiar con tus hijos, a continuación te dejamos 7 efectivos consejos:

1- No explotes, mantén la compostura. Ante un berrinche es normal sentir rabia y querer reprenderlos con firmeza, pero, eso no es sinónimo de alzar la voz o llegar a los golpes. Habla con ellos seriamente y no demuestres duda al regañarlos. Si lo haces de manera violenta, pueden cerrarse a la comunicación y si lo haces de manera dubitativa, entonces solo tomaran como relajo lo que les estés diciendo.

2- Establece límites. Para vivir en armonía, es necesario colocar ciertas normas de obligatorio cumplimiento. Acorde a su edad, deben cumplir algunas pautas, por ejemplo, una hora de llegada a la casa o no colocar música tan alta. No exageres con los limites, solo impón los que sean realmente importantes para que no les sea tan difícil obedecer.

3- Pasa tiempo con tus hijos. A veces por trabajo o estudio, se reduce el tiempo de calidad con los hijos y puede que esa sea una causa de rebeldía, un grito desesperado por atención. Ve al cine, habla con ellos, pregúntales como estuvo su día, que siente, y eso ayudará a entablar una comunicación entre ambos. El desarrollo emocional e intelectual de los niños mejora con la dedicación que se les dé.

4- No toleres faltas de respeto ni groserías. A veces las madres obvian las malas palabras o los gritos de sus hijos, alentando inconscientemente su carácter altanero. No rías cuando hagan alguna maldad, no temas reprender e imponer un castigo cada vez que se extralimiten en sus respuestas. Tú eres la autoridad y siempre deben guardarte respeto.

5- No hagas comparaciones. Los niños y adolescentes son únicos y requieren estar al tanto de ello. Durante su crecimiento experimentan inseguridades, y compararlos con sus otros hermanos o hijos de tus amigas solo acrecienta el disgusto que sienten, empeorando su comportamiento.

6- Inscríbelos en una actividad extracurricular o deportiva. Esto ayudará a liberar la energía que tienen acumulada. Practicar algún deporte les enseña disciplina, orden y seguir reglas.

7- Demuéstrales tu amor. Es importante que los niños, no importa la edad que tengan, se sientan amados, que no duden ni por un segundo todo lo que sientes por ellos. Si trabajas mucho, debes explicarles que es por su bien para brindarle todo lo que necesitan y que eso no significa que olvides compartir con ellos.

Al poner en práctica estos tips, podrás notar los cambios en tus hijos. Con amor y dedicación siempre lograrás establecer una conexión con ellos, entenderlos y sacarlos de la confusión que pueda tenerlos en constante rebeldía.

Si después de varios intentos tu hijo no muestra mejoría, quizá puedas acudir a un terapeuta que te enseñe otras técnicas más profundas, para ayudarlo a mejorar su conducta.