Cinco posturas de yoga para mejorar la concentración

Te ayudarán a solucionar lo que te causa dolor

Los beneficios de la práctica del yoga son múltiples, pues conecta el cuerpo, mente y espíritu. Según la yogui Xuan Lan, “la consciencia del cuerpo pasa por la mente y la conexión con las emociones y el espíritu es una consecuencia natural cuando practicas yoga regularmente”.

De su mano, a través del reconocido blog Vida Yogui, nos regala una sesión incluye asanas de equilibrio de pie; diseñada como una secuencia dinámica basada en la concentración y el equilibrio.

Recomienda para todas estas posturas hacer los dos lados; por lo general un lado suele salir mejor que el otro. “Observa esta diferencia física pero sobre todo los sentimientos de alegría o frustración que puede generar el éxito o el hecho de caer”, explica Xuan Lan.

Luna Creciente es una variante del Guerrero Uno

Al tener el talón de atrás elevado la postura se vuelve inestable y requiere más concentración y fuerza de piernas para el equilibrio.

Virabhadrasana III o Guerrero 3

En esta secuencia entramos de manera dinámica en el Guerrero 3 desde la Luna Creciente con los brazos en los lados del tronco y el apoyo en una sola pierna muy activa.

Vriksasana o Árbol

Es una de las asanas más conocidas de yoga por su estética y su relativa dificultad al estar en equilibrio sobre una pierna. La clave está en la mirada fija hacia un punto de enfoque para mantener el equilibrio, no requiere mucha fuerza física, sino concentración. Para añadir un poco de dificultad empezamos con las manos juntas delante del pecho y luego estiramos los brazos encima de la cabeza.

Natarajasana o Bailarín

Es una postura muy estética basada en la danza del dios Shiva que realiza al principio de cada ciclo de la creación. La dificultad está en conseguir desplazar el centro de gravedad para bajar el tronco abriendo el pecho mientras sube la pierna atrás.

Te recomendamos en video: