¿Tienes más de 50 años? Debes incluir estos alimentos en tu dieta

Una sana alimentación optimizará tu calidad de vida

Con el paso de los años el cuerpo cambia y nuestras rutinas también deberían ser modificadas para adaptarse a estos cambios completamente naturales. Si eres de las mujeres que ya pasó los 50 años o estás próxima a ellos, debes tomar en cuenta estos consejos sobre los alimentos que ahora debes consumir y los que no en tu dieta diaria.

A los 50 años el cuerpo deja de tolerar o digerir de manera correcta algunos alimentos, por lo que es fundamental que los suplas con otros.

La doctora Araceli Morales Soto del Centro Aware en México explicó a El Universal que el organismo femenino presenta "deficiencia de hierro, magnesio, calcio, vitamina D, vitamina K2, vitamina E, vitamina B12 y folatos (ácido fólico)".

Con base en esto la especialista recomienda que las mujeres tengan "una dieta rica en vegetales frescos (de preferencia orgánicos). Incluir alimentos fermentados, frutas bajas en fructosa, proteína de alta calidad como pescado, carne roja y pollo, pero cocinada a bajas temperaturas". Además es importante incluir en tu dieta diaria alimentos como el aguacate, los frutos frescos como nueces, almendras o pistaches y el rico y sano aceite de oliva.

Antes de los 50, en las mujeres la menopausia supone temores, bochornos y cambios drásticos, pues el organismo deja de producir algunas hormonas. La especialista recomienda consumir regaliz y la alfafa, que son ricos en fitoestrógenos de origen vegetal.  Esto ayudará a regular los niveles de estrógeno y, por ende, evitará grandes variaciones en el estado de ánimo y en el cuerpo.

 

Los carbohidratos refinados como las harinas y los azúcares; al igual que las grasas vegetales cocinadas aumentan los niveles de estrógenos por lo que es fundamental  evitar o erradicar los alimentos procesados.

Por supuesto, esta dieta debe estar complementada con ejercicios como caminar, correr e ir al gimnasio, pero en caso de que no tengas tiempo, puedes mantener actividad física diaria como subir escaleras. El trabajo físico hará que mantengas en óptimas condiciones la calidad ósea.

Es importante recordar que en esta etapa de la vida, los huesos comienzan a padecer y llega la preocupante osteoporosis.  Su desarrollo se puede acelerar por "el consumo frecuente de café, alcohol y (aunque resulte extraño) la leche de vaca (…) porque su proteína, llamada caseína, puede provocar una respuesta inflamatoria tanto a nivel digestivo como en todo el cuerpo y, sobre todo, en las articulaciones", explica.

La doctora Morales recomienda aplicar la misma dieta con estos alimentos en los hombre, pues los efectos con el paso del tiempo suelen ser iguales, tanto en hombres como mujeres.