Prisión y latigazos por revisar el celular de la pareja

Si una mujer en Arabia Saudita mira el celular de su esposo sin autorización podría enfrentarse a penas de flagelación y cárcel.

Por Gabriela Vaca Jaramillo

Considerado uno de los peores países para nacer, Arabia Saudita, tomó, en este año, la decisión de incluir una ley por la cual las mujeres podrían ser condenadas a prisión o latigazos si revisan el celular de su marido sin su consentimiento.

"Las mujeres pueden ser llevadas a juicio si el esposo así lo solicita y, aunque no está regulado por la ley Sharia, puede ser considerado como una "violación a la privacidad", señaló Mohamed Al-Temyat, del programa de seguridad familiar del gobierno saudí.

Este hecho fue criticado y levantó una gran ola de comentarios con la tendencia "flagelar a una mujer por comprobar el teléfono de su esposo". Cabe destacar que en Arabia Saudita abrir cuentas de banco, trabajar en empleos de su elección, estudiar la universidad o viajar sin la autorización de un hombre, ya sea familiar o esposo.

DESCUBRE MÁS:

 

Asímismo países como España avanzaron mucho más en la protección de la intimidad que guardamos en nuestro celular. La ley en este país europeo prevé penas de uno a cuatro años de prisión. La sanción se agrava si el delito es cometido por un cónyuge.

Además, según un reciente estudio de la agencia D'Alessio Irol en Argentina cuatro de cada 10 mujeres espían a sus parejas, mientras que el 20% de los hombres hace lo mismo. El mecanismo más usado es el de husmear celulares, publicó Misiones Online.

Basta con stalkear un poco en las redes sociales para alimentar todo tipo de sospechas. Sentirse verdaderos Sherlock Holmes de la era digital, conectando datos y sacando todo tipo de conclusiones. Si quieren ir más allá, la tecnología los ayuda: día a día se suman más aplicaciones disponibles para celosos.

Y son cada vez más las personas que cumplen el sueño de saber lo que hace el otro. Son apps que rastrean y controlan, permiten espiar teléfonos o leer e-mails ajenos. Aparte de invadir la privacidad, para los expertos estos mecanismos no hacen más que aumentar la inseguridad de quienes los utilizan.

Basta con poner en Google la palabra "espiar" para dimensionar mejor lo que pasa. El resultado: "espiar WhatsApp", "espiar móvil", "espiar Facebook", "espiar conversaciones", etc.

Imagen foto_00000003

 

Luciano Laporta Podazza, experto en seguridad informática, indica que la tendencia de vigilar a otros va en constante aumento. "Si el que quiere espiar tiene un nivel de conocimiento técnico bajo se limitará a intentar instalar aplicaciones en el dispositivo de la víctima. Si el atacante tiene un nivel más avanzado podrá instalar estas aplicaciones explotando vulnerabilidades en el sistema sin que la víctima se percate de ello o incluso interceptar comunicaciones de forma transparente y silenciosa", detalló.

Podazza hace una diferencia entre las apps gratuitas y las que tienen un costo. "Las primeras son limitadas; permiten hacer solo algunas cosas. Las pagas son mucho más completas y te posibilitan desde leer conversaciones de WhatsApp hasta mensajes de texto, hacer llamadas, ver ubicación GPS, etc", especifica.

Este experto también confirma que es muy difícil saber si estamos siendo vigilados por una aplicación ya que "hay aplicaciones, ya sea para computadora o celular, que se ocultan en el sistema y la única forma de saberlo es hacer una auditoría en el aparato. También esta la opción de escanear el sistema con un buen antivirus pero no es garantía de nada ya que un buen malware (virus) es difícil de detectar".

Las aplicaciones para espiar celulares y charlas de whatsapp son tan efectivas que no conviene dejar el celular fuera de control ni siquiera por unos minutos. Eso es lo que advirtió recientemente el hacker español Chema Alonso.

Casi todas las apps para espiar celulares funcionan así. Flexispy, por ejemplo, permite el reconocimiento y registro de llamadas, acceso al historial de navegación, información sobre la lista de contactos, ingreso al calendario, activación de micrófono, leer correos y mensajes de textos, aparte de ver conversaciones por redes sociales como Fb, Sky, Whatssap y mensajes directos de Instagram.

Mobile Spy va más lejos: monitorea y a ello suma un control remoto que, a través de la cámara del celular, permite ver lo que sucede en vivo, escuchar y hasta sacar una foto del momento que uno quiera.

Couple Tracker es para parejas que deciden ponerse de acuerdo para vigilar su actividad digital mutuamente, incluyendo Facebook, llamadas, textos y datos de GPS a distancia.