Luchemos juntas contra el cáncer de mama, estos son los métodos para identificarlo

La autoexploración sumada a otros métodos de detección, son tu mejor arma para luchar contra este terrible padecimiento.

Por Andrea Sánchez

El Instituto de Cáncer de los Estados Unidos ha desarrollado algunos conejos para luchar contra el cáncer de mama. Inician señalando que "el cáncer de mama es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama".

El objetivo de los exámenes de detección es encontrar células cancerígenas en un estadio temprano, antes de que los síntomas se manifiesten. Además, si se encuentra un tejido anormal, puede ser más fácil tratarlo y curarlo ya que cuando el cáncer se ha diseminado, es más difícil tratarlo o curarlo.

DESCUBRE MÁS:

¿Qué es una mamografía?

Se trata de un estudio recomendado para mujeres entre los 40 y los 69 años, sin síntomas o signos de cáncer y tiene como propósito detectar anormalidades en las mamas, mismas que no se pueden observar o palpar.

Consiste en tomar dos radiografías de cada mama, una de los lados y otra de arriba hacia abajo. Es un estudio que toma alrededor de 15 minutos y que requiere que el pecho sea comprimido. De acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el caso de México, de cada 10 mujeres con una mastografía anormal, sólo una tiene cáncer.

Se trata de un procedimiento no invasivo en el que se evalúan los senos y se visualiza el tejido mamario. De acuerdo con el centro Healtcare de la Univerdidad de Utah, "El ultrasonido de seno utiliza un transductor que envía ondas sonoras ultrasónicas de una frecuencia demasiado alta para ser oídas. Cuando se coloca el transductor sobre el seno en ciertas ubicaciones y ángulos, las ondas sonoras ultrasónicas se mueven a través de la piel y demás tejidos mamarios. Las ondas sonoras rebotan en los tejidos como un eco y regresan al transductor. El transductor recoge las ondas reflejadas, que luego se convierten en una imagen electrónica de los senos".

Autoexploración

Tocar tus senos periódicamente es una extraordinaria forma de saber si algo no anda bien con ellos. Lo primero que deberás hacer es pararte frente al espejo y buscar si algo no está bien con la forma y la piel. Si hay inflamación, enrojecimiento o ulceraciones, es un foco rojo. Luego toca, busca bolitas, zonas con dolores o abultamientos extraños. De pie, con la mano derecha en la nuca palpa desde la axila hasta llegar al pezón, haz esto con ambos senos. Si quieres saber cómo llevar a cabo la autoexploración, ve el video que te presentamos a continuación.