Congelación de óvulos: Mujeres que hacen esperar la cigüeña ¡Entérate!

En todo el mundo muchas mujeres deciden aplazar su maternidad en favor de su desarrollo personal y laboral. Para asegurar la posibilidad de ser madres está la opción de criopreservar sus óvulos en un laboratorio. Averiguamos qué está pasando en Chile al respecto.

Por: Rebeca Ubilla M.

Que las mujeres han aplazado su maternidad en pos de su desarrollo personal y laboral ya no es novedad, pero hoy a ello se suma que cada vez son más las que están decidiendo planificar de manera exacta cuándo serán madres, asegurándose de evitar el deterioro de su fertilidad. ¿Cómo lo hacen? A través de la criopreservación de óvulos, en palabras simples, la congelación de los mismos.

Lo más llamativo es que el número de quienes optan por esta técnica –tanto a nivel mundial como en Chile– ha crecido de manera exponencial. De hecho, según estudios de la Autoridad Humana en la Fertilización y la Embriología (AHFE), la cantidad de mujeres que congela sus óvulos se ha duplicado desde el 2009 a la fecha, fenómeno que también ha constatado la Clínica IVI en Chile, donde se pasó de 110 casos atendidos durante el 2013, a 380 en el 2015.

Más: Test: ¿Cuál es tu verdadera vocación profesional?

Estas cifras demuestran, por una parte, que hoy existe una gran preocupación de las mujeres por evitar encontrarse involuntariamente sin hijos, y darse cuenta que por un tema fisiológico esa posibilidad se extinguió, algo cada vez más común en quienes ya están sobre los 40 años.

Por ello la congelación de óvulos se ve como una gran solución, tanto así que según señalan publicaciones internacionales, en empresas como Facebook y Apple la financiación de la congelación de óvulos se ofrece como un beneficio para las empleadas.

El doctor Sergio Varela, gineco-obstetra de la Red Salud UC Christus, señala que en Chile efectivamente se ha visto un progresivo aumento en las mujeres que han postergado su maternidad. "De hecho hoy el primer hijo lo están teniendo entre los 30 y 32 años".
En este contexto, para los especialistas es común ver que mujeres solteras sobre 35 años, profesionales de carreras exigentes que aún no desean embarazarse, opten por congelar sus óvulos. A ello se suma que también nos hemos vuelto más selectivas para elegir pareja.

¿Cuál es la mejor edad para hacerlo? A juicio del doctor Varela, mientras más temprano se decida preservar los óvulos es mejor, ya que a menor edad la calidad ovocitaria es mejor y la cantidad de óvulos que se obtienen también es mayor.

Más: El poder sanador de las lágrimas

¿Dónde y cómo hacerlo?
Cabe señalar que la criopreservación de óvulos es un procedimiento que en un principio se pensó principalmente para pacientes con cáncer que quisieran preservar su fertilidad para ser madres luego de exponerse a tratamientos oncológicos de radio o quimioterapia. Sin embargo hoy su uso se ha traspasado también a las situaciones ya descritas. En Chile –por un costo que puede llegar hasta un millón y medio de pesos más medicamentos, aproximadamente– existen seis establecimientos que realizan el procedimiento: Clínica IVI, Clínica Alemana, Clínica Las Condes, Clínica Monteblanco, el Instituto de Investigaciones Materno Infantil de la Universidad de Chile, y la Clínica de la Mujer, en la V Región.

Para congelar los óvulos primero se somete a una evaluación ginecológica, luego de la que se le realiza una estimulación ovárica con hormonas inyectables (desde el primer día de la menstruación hasta el octavo o décimo día). Asimismo se hace un seguimiento folicular. Así ya se está en condiciones de realizar el procedimiento –de carácter ambulatorio– en el que se extraen los óvulos, los que se someten a vitrificación en un laboratorio. De esta manera, en aproximadamente una hora y media, la paciente ya está en condiciones de volver a su casa.

En tanto, los óvulos –que en general son entre 10 a 12– se congelan hasta que su dueña decida usarlos, lo que sólo se puede hacer a través de una fecundación in vitro. Mientras, se paga una mantención anual. Si no los usa puede donarlos. En general la mayoría de los especialistas aconsejan mantener congelados los óvulos hasta no más allá de los 50 años de la mujer.

El doctor Carlos Troncoso, director de Clínica IVI, comenta que "hoy la técnica de criopreservación de óvulos ha mejorado mucho. La sobrevida de los óvulos llega al 90%, y la probabilidad de embarazo es la misma que se da a la edad en que la mujer congeló sus óvulos".

Más: ¿Qué es la felicidad y cómo puedes alcanzarla?

¿A quiénes no se recomienda congelar? El doctor Troncoso señala que después de los 40 años hay que analizar caso a caso, pero en general sobre los 42 años no es recomendable, dado que la cantidad de óvulos que se obtendrán son pocos y de mala calidad, con poca posibilidad de embarazo.

A su vez aclara que quienes padecen cáncer de mama tampoco pueden realizar este procedimiento, dado que no pueden ingerir hormonas, así como aquellas mujeres que sufren de patologías que impiden el uso de anestesia.

Cobertura v/s beneficio
Como toda tendencia en aumento, cabe preguntarse qué nos falta para seguir avanzando en el tema. El doctor Troncoso señala que en nuestro país se requiere mayor información y cobertura, fundamentalmente orientada a las mujeres que sufren enfermedades como endometriosis y cáncer, con las cuales ve afectada su reserva ovárica. Respecto a la posibilidad de que algunas empresas lo otorguen como un beneficio a sus empleadas, los médicos dicen que a primera vista no es una mala iniciativa, pero se puede prestar para una doble lectura y verse como una iniciativa que está alentando a que las mujeres retrasen su maternidad en favor de la empresa.

Al respecto el doctor Varela señaló que "lo más probable es que en Chile no sea bienvenido, ya que postergar la maternidad no es bueno dado que, como es sabido, a mayor edad, mayores riesgos en un embarazo", puntualizó.

A tener en cuenta
Si bien la mujer hoy toma sus decisiones de forma autónoma, la sicóloga del equipo de medicina reproductiva de la CLC, Rosario Domínguez, advierte sobre la necesidad de dar acompañamiento sicológico a las mujeres que deciden congelar sus óvulos. "En todo tema de fertilidad existe un margen de incertidumbre, por lo tanto, siempre es importante manejar las inquietudes". Agrega que por tratarse de un tratamiento exigente que interviene el ciclo menstrual e involucra inyecciones de hormonas –entre otros aspectos– puede generar necesidades emocionales que es importante cubrir.

Descubre más en imágenes

Conoce para qué sirve cada aroma de incienso

Include SSI

Y EN VIDEO:
Recomendaciones para dormir bien y descansar