Cómo dejar de sentirte fatigada

¿Cuándo sales del trabajo te sientes agotada para todo? Aquí podría estar tu respuesta.

Pareciera que la vida moderna está hecha para mantenernos agotados: largas jornadas de trabajo, largos traslados de regreso, poco tiempo para hacer ejericicio, también poco para cocinar, darnos un tiempo para nosotros mismos y un fin de semana para tener un poco de esparcimiento, o a veces sólo invertirlo en recuperar fuerzas (también conocido como hibernar y acostarse a ver series todo el fin de semana).

Y aunque eso de convivir no haciendo es divertido, sobre todo en pareja (y será inevitable una vez que se estrene la tercera temporada de Orange is the New Black), la verdad es que tiene que haber una forma de no sentirse fatigado todo el tiempo. Que si te pasa cuando llegas a casa, dentro y fuera de la oficina y todas las mañanas, la verdad que no es lo más normal.

La doctora Holly Phillips, en su libro The Exhaustion Breakthrough, admite que es una de las quejas más usuales en sus pacientes y propone varias soluciones muy simples que podrían acabar con este malestar en el portal Refinery29.

La fatiga no es sólo el malestar de sentirse físicamente cansado. Sino estar cansado en un nivel de 360 grados: cansado también a un nivel emocional y psicológico, mientras que físicamente te sientes como si estuvieses en un nivel borroso y no te sintieras al 100.

3953582237694bc5cfdbb.jpg

(cc) modernowl | Flickr

Qué papel juega el sueño en la fatiga

Según la doctora Phillips, no es una cuestión de qué tanto estamos durmiendo. Tiene que ver más bien con una cuestión de calidad. Si tu pareja ronca o se mueve mucho durante la noche, seguro está afectando lo bueno que podría ser tu descanso. Y si es malo, poca diferencia hace que duermas 6 o 10 horas.

No subestimes una consulta al médico

Si llevas un tiempo sintiéndote así, lo mejor es hacer un chequeo para conocer las posibles causas de tu fatiga, ya que bien podrían ser algo que no se encuentra relacionado con tu calidad de sueño, sino a algo más profundo. Como expresa la dra. Phillips:

Es necesario descartar condiciones médicas que están ligadas a la fatiga, como la anemia, condiciones hormonales o desórdenes gastrointestinales. También es necesario analizar la dieta, estados emocionales como depresión, ansiedad, estrés o algún medicamento.

No dudes del ejericico

El ejercicio también juega un papel importante, ya sea demasiado o muy poco.

Cuando llegas a casa muy [email protected], lo último que quieres es ponerte a hacer ejercicio un rato, pero la verdad es que esto es un error. El ejercicio no sólo sirve para quemar calorías, o hacer que tus músculos sean más fuertes, sirve para reinigizarte y despertarte.

Según esta especialista, a veces todo lo que hace falta para vencer a la fatiga es tomar una caminata de 10 minutos al día. Puedes comenzar por ahí, durante varios días. Si sigues sintiendo lo mismo, revisar todo lo demás: tu calidad de sueño (duerme separada de tu pareja unos días), tu dieta, o una visita rápida al médico podrían ser tus soluciones.