Wellness

Día de la lucha mundial contra el sida: datos importantes sobre VIH

Recordemos la importancia de prevenir y detectar.

El Día Internacional de la Acción contra el Sida se conmemora el 1 de diciembre de cada año, y se aprovecha para difundir los avances contra esta pandemia. Te recordamos algunos datos importantes relacionados con el VIH/sida.

La fecha de hoy se eligió para recordar el primer caso diagnosticado, en 1981. Desde 1988 se conmemora esta fecha, una oportunidad para pensar en la prevención, la detección y la discriminación a la que se enfrentan los enfermos de sida.

Se estima que en todo el mundo, el 30 % de las personas infectadas con el VIH todavía no lo saben. Diariamente se producen cerca de 7,500 infecciones por VIH y por cada dos personas que acceden al tratamiento antirretroviral, se dan cinco nuevos contagios.

En Chile, esta enfermedad afecta a más de 45 mil personas, mientras que Brasil y México reportan el mayor número de seropositivos con casi 800 mil y 200 mil respectivamente.

Es buen momento para que recordemos algunos datos importantes, publicados por Conasida y otras instituciones especializadas.

  1. El sida no discrimina por raza, sexo, preferencia sexual, religión ni condición social. Todos estamos expuestos al contagio, por igual.
  1. Se puede adquirir el virus en la primera relación sexual sin protección, por eso es indispensable usar condón de la manera correcta. Por fortuna, muy pronto llegará al mercado una marca de condones capaces de desactivar el virus, hasta en un 99 %.
  1. Aunque es poco común contraer el VIH mediante el sexo oral, el semen y las secreciones vaginales tienen alta concentración de VIH: si entran en contacto con las de la boca o con una herida abierta, se da una circunstancia de riesgo.
  1. El VIH no puede sobrevivir fuera del cuerpo humano: mosquitos o zancudos no son portadores potenciales.
  1. Los únicos modos de trasmisión del VIH son por contacto sexual desprotegido, la vía perinatal (madre a hijo) durante el embarazo, parto o lactancia, y a través de transfusiones de sangre. Compartir el baño o la piscina con una persona infectada no representa un riesgo.
  1. El sudor y la saliva tampoco son vías de transmisión. Para que el virus entre en el organismo se requiere una “puerta de entrada” al torrente sanguíneo (mucosas al interior del cuerpo o una herida abierta en contacto con fluidos corporales que tengan una alta concentración del virus).
  1. Hoy en día el sida puede tratarse, ya no se habla de él con el tono alarmante de los 80 o 90, pero el contagio sigue siendo un peligro. El condón es la manera más fácil de prevenir. O la abstinencia, algo difícil.
  1. Vale la pena informarse y prevenir, hacerse la prueba, hablar con la familia y la pareja. Un diagnostico temprano de la infección permite un ingreso oportuno al tratamiento, lo que se traduce en una mejor calidad de vida para las personas que viven con VIH.
  1. Si necesitas una transfusión de sangre, verifica que agujas y jeringas sean desechables. Revisa la certificación del banco de donde provenga la sangre. Cuida que todos los procedimientos quirúrgicos a los que te sometas cumplan con requisitos de esterilización.

 

Buenas razones para hacerse la prueba de detección de VIH

Es aconsejable realizarse una prueba de detección rápida. De esta forma se puede saber si se tiene el virus en el cuerpo y recibir tratamiento de manera oportuna.

Hacerse la prueba evita vivir con la incertidumbre del virus, protege a tus parejas potenciales (lo que te permite ejercer tu sexualidad de una forma responsable y consciente) y es el primer paso para buscar los cuidados necesarios.

La prueba se realiza tomando fluido de tus encías o una gota de sangre de tus dedos. En caso de resultado positivo, se realiza una segunda prueba para confirmar. El procedimiento es voluntario, anónimo y confindencial.

En caso de mujeres embarazadas que viven con VIH, existe el riesgo de que lo transmitan a su bebé, en el embarazo, el parto o la lactancia. Si se detecta el virus a tiempo, es posible buscar tratamientos efectivos que eviten la transmisión al bebé.

Realizarse la prueba significa ganar tranquilidad y control sobre la propia salud, sobre la propia vida.

En México, la línea Telsida responde dudas de lunes a viernes, de 9 a 21:30 horas (52074077 / 01800 7120886 / 01800 7120889). Se puede consultar también el sitio de Censida.

En Chile es posible acudir a Fonosida (800 378 800). El Ministerio de Salud de Chile también cuenta con una página web muy completa en que se brinda toda la información necesaria.

Tags

Lo Último


Te recomendamos