Grasas saturadas sí deben incluirse en una dieta saludable

Nina Teicholz, autora del libro “The big fat surprise”, pone en duda la creencia de que las grasas saturadas son responsables de enfermedades cardiovasculares.

Así como lo lees. Incluso se llega a afirmar que no existe una evidencia científica sólida que demuestre que las grasas son nocivas para la salud y que son responsables de las enfermedades antes mencionadas.

El libro La gran sorpresa de la grasa, ingresó rápidamente en el ranking de los best sellers en Estados Unidos, poco después de su lanzamiento en el mes de mayo. En él se pueden encontrar la revisión de estudios sobre el tema, entrevistas y otras investigaciones que realizó la periodista, quién además estudió biología en las universidades de Yale y Stanford.

En el texto, la autora menciona que durante años tuvo una alimentación reducida en grasas. Comentando además que…

…Estaba convencida de que estaba haciendo lo mejor para mi corazón y mi cintura, ya que las fuentes oficiales nos venían diciendo por años que una dieta óptima ponía énfasis en las carnes magras, las frutas, los vegetales y los granos, y que las grasas saludables provenían de los aceites vegetales.

amazon660x650.jpg

©Amazon

Durante el 2000, tuvo que trasladarse a Nueva York por trabajo y casi no tenía tiempo ni dinero para preparar sus comidas saludables, así que comenzó a ingerir lo que preparaban en el casino del periódico. A su vida volvieron alimentos como las salsas, sopas cremosas, carnes rojas en todas sus preparaciones e incluso el paté. E incluso con todos esas comidas, supuestamente nocivas, mantuvo su colesterol dentro de los rangos normales y llegó a bajar de peso.

Más carbohidratos no son la solución

En el mismo periódico en el que trabajaba, le encargaron una columna sobre las grasas trans. Se obsesionó tanto con el tema que durante los 9 años siguientes asistió a conferencias, entrevistó a nutricionistas, indagó en cientos de estudios científicos  y en los menús de distintas compañías de alimentos.

Gracias a su minuciosa investigación, llegó a concluir que la medicina, ávida de dar respuestas al aumento sostenido de enfermedades cardiovasculares, llegaron a culpar a las grasas saturadas. Según la periodista diversos médicos sabían que esto no era así,pero no quisieron asumirlo para no desmentir una de las teorías más sólidas de la nutrición.

El principal problema, es que al dejar las grasas, se aumentó significativamente no solo el consumo de frutas, verduras y granos, sino que también de pastas y arroz. Carbohidratos que se transforman en glucosa y que son un enemigo para la dieta y la salud. La obesidad y la diabetes comenzaron a ser enfermedades cada vez más frecuentes en todo el mundo. Según Teicholz…

…Hoy, en 2014, un creciente número de expertos ha comenzado a reconocer que ubicar la dieta baja en grasas en el centro de las recomendaciones nutricionales durante seis décadas, ha sido una mala idea

Finalmente, concluye que los consejos en estas áreas no han variado. Alimentos como la leche entera, el queso, la crema, la mantequilla y los huevos aún son relativamente prohibidos.

Te dejamos con un video que realizó la autora para TEDx

***
Y tú, ¿qué piensas de este nuevo estudio?¿comenzarías a ingerir alimentos ricos en grasas?