Cómo combatir el cansancio de los lunes

Éstas son las mejores formas de enfrentarse al jet lag social. Ponlas en práctica para que tus lunes sean más llevaderos.

En semanas anteriores les explicamos la verdadera razón por la que los lunes nos sentimos tan cansados: el jet lag social, un mal que va en aumento y que se relaciona con las juergas de fin semana, el hecho de que no respetemos nuestros horarios de dormir y despertar.

¿Alguien de aquí está dispuesto a eliminar las fiestas y las desveladas de su agenda semanal? Yo tampoco, por eso mejor buscar soluciones alternativas. Estos tips pueden resultarnos útiles para no sentir que morimos lentamente a lo largo del primer día de la semana.

Dormir lo mejor posible de domingo a jueves

Así nos ahorramos las “deudas de sueño” y si nos desvelamos en viernes o sábado, no será tan terrible.

Tomar siestas

Siestas de 30 minutos máximo y antes de las 2 pm, para que por la noche no tengas problemas para conciliar el sueño. Si planeas desvelarte, la siesta es indispensable.

suenodormirmejor660x650.jpg

(c) RelaxingMusic en Flickr

No se les olvide que las mujeres fuertes toman siestas.

Evitar dormir demasiado los fines de semana

Esto es difícil: usamos sábados y domingos para despertarnos tarde, porque entre semana no podemos hacerlo. Pero no nos excedamos. La idea es levantarse un par de horas más tarde de lo que lo hacemos entre semana, pero nunca más de eso y, si se puede, levantarse tan temprano como entre semana.

Nuestros horarios de sábado y domingo son los culpables del jet lag social. Tengan eso en mente y comiencen actividades lo antes posible.

Realizar actividad física

Me consta que moverse el fin de semana, nadar, caminar, andar en bici, no sólo hace que el lunes no sea monstruoso, sino que también contrarresta la resaca. No dan muchas ganas, pero una vez que se hace, el panorama cambia.

chicaenbicicleta660x650-2.jpg

(CC) Maëlle Caborderie / Flickr

No tenemos que practicar crossfit ni asistir al gimnasio y terminar hechos trizas. Con un poco de running o incluso una caminata de 30 minutos, es más que suficiente.

Asolearse un poco

Durante la mañana, que el sol te alumbre. Toma tanto sol como puedas: abre las cortinas, desayuna cerca de la ventana, planea actividades al aire libre.

La luz del sol ayuda a tu ciclo circadiano a no confundirse y equilibra tus niveles de melatonina.

Irse de fiesta un solo día a la semana

O viernes o sábado, nunca los dos. Para mí es dificilísimo, por agenda, porque es justo los fines de semana cuando puedo ver a los amigos con quienes no me he reunido hace tanto tiempo. Pero el resultado promete.

Los expertos además recomiendan que demos la fiesta por finalizada a las 2 am, lo cual es imposible para mí. Como no estoy dispuesta a irme a dormir tan temprano, por lo menos intentaré reducir mi cuota festiva semanal: de tres desveladas a una sola. Ése es el reto.

*

sexandthecityserietv46g660x650-1.jpg

© HBO

Nuestra vida social es importante; en mi caso, es la razón por la que trabajo y me esfuerzo por aumentar mis ingresos: restaurantes, ropa linda, fiestas con los amigos. Por eso es difícil cumplir con todos los puntos de la lista.

Sin embargo, puedo probar con adecuar los consejos a mi rutina, tanto festiva como de trabajo y, sobre todo, revisar mis hábitos de sueño.

Ya que no puedo levantarme a las 6 o 7 am los fines de semana, por lo menos procuraré moverme un poco el domingo y no dejarme llevar por la vorágine festiva (la última duró dos días aproximadamente). Después de todo, se trata de que la vida sea habitable.

Les recomiendo que complementen estas recomendaciones con nuestros tips para ganarle a la resaca. Feliz semana. Ni modo, a trabajar.