Gingivitis: un mal que afecta al 98% de los chilenos y que te puede dejar sin dientes

Mira cómo prevenirla y si ya la tienes, cuál es el tratamiento que debes seguir

 

 

Imagen foto_0000002220140526174027.jpg

Según datos del Ministerio de salud cerca del 98 por ciento de la población chilena sufre de esta inflamación de la encía, no distingue ni género ni edad y es una de las mejores aliadas de la caries y pérdidas de piezas dentales si no se trata a tiempo.

 

La Gingivitis explica el Director de Oral Blank (www.oralblank.cl) y especialista en periodoncia e implantología, Gustavo Mazzey es "Una infección inflamatoria de la encía producto del acumulo de placa bacteriana, se manifiesta clínicamente por inflamación de la encía, sangramiento espontáneo o al cepillado. Sus características son encía roja globosa, solamente está limitada a la encía. Pero, puede pasar a periodontitis donde se podría producir la pérdida de soporte óseo (hueso) que rodea a los dientes, si no se trata adecuadamente".

 

El doctor Mazzey señala que "La gingivitis es reversible y su tratamiento consiste en una desinfección de la encía mediante higiene, profilaxis y destartrajes para bajar la carga bacteriana de la boca, además de ir acompañado de una exhaustiva instrucción de higiene Oral por parte del paciente en casa".

 

Quienes están más expuestos a manifestar esta enfermedad periodontal, expresa el odontólogo son "Los pacientes que no se controlan su salud bucal periódicamente, aquellos con enfermedades como diabetes, fumadores y mujeres embarazadas; quienes tienen más riesgo de desarrollar este tipo de infecciones; ya que al tener aumentada la expresión inflamatoria de ciertas células en ella, la inflamación clínica de la encía es mayor, entonces deben ser tratadas con mayor cuidado, ya que puede causar parto prematuro y niños de bajo peso al nacer".

 

Finalmente Gustavo Mazzey indica que "El principal cuidado y prevención de la gingivitis es visitar al Periodoncista por lo menos 2 veces al año para un examen periodontal completo, incluido a veces radiografías para detectar cambios en el soporte de los dientes y el hueso. Además de una correcta instrucción de higiene con elementos extras como seda dental, cepillos interproximales y colutorios dentales para disminuir la carga bacteriana de la boca".