Porno personalizado para inmortalizar el amor

Una pareja de fotógrafos en Brooklyn ofrece sus servicios para captar a parejas teniendo sexo. Como fotos de bodas, pero con coito de por medio.

Existen diferentes tipos de porno: porno mainstream, porno BDSM, porno amateur, porno altruista, prono suave y porno duro, porno underground. Dos fotógrafos neoyorquinos suman el “porno personalizado” a la lista: parejas que deciden tener sexo frente a la cámara, como una forma de “inmortalizar su amor”.

Constance Faulk y Eric Vogel, fotógrafos radicados en Brooklyn, llevan el proyecto, que consiste en tomar fotos profesionales de parejas durante el sexo. Los clientes llegan a pagar hasta 4 mil dólares por una serie que capte el momento. El concepto se llama Personalized Porn.

Vogel explica a ABC News en qué consisten sus servicios:

Constance tiene una visión muy artística, muy atinada, y pronto me sentí interesado en la idea de captar algo que fuera sexy. Ella me propuso que tomáramos fotos de algo que generalmente goza de mala reputación, y que lo hiciéramos de una forma respetuosa y artística.

Los fotógrafos consideran que su trabajo no es pornografía, sino fotografía “artística” (tal vez debieron pensar en otro nombre para su propuesta). El servicio es muy parecido al de la fotografía de bodas, pero con sexo de por medio. Es decir que en el proyecto de esta pareja no veremos fotos de penetraciones, felaciones, genitales, sino de escenas, situaciones, gente haciendo el amor.

Se supone que Faulk y Vogel procuran la mayor naturalidad posible, pero en el proceso hay un set, iluminación, modelos que se visten para la ocasión y que tienen sexo en una especie de puesta en escena. No es muy natural, pero tampoco lo son las fotografías de estudio.

Muchas personas buscan maneras para hacer más emocionante su relación, de manera que Faulk y Vogel tienen suficiente trabajo para pagar sus cuentas. Hasta el momento no les han faltado clientes interesados en inmortalizar sus momentos más íntimos. El público es diverso, desde personas conservadoras hasta otras con estilos de vida más alternativos.

Algunos de los clientes de Personalized Porn deciden compartir sus imágenes en la red, otras las reservan para sí mismos. El material sería apto para sitios como makelovenotporn.com, en donde se invita a los usuarios a compartir videos de sexo real, como una alternativa a la pornografía más difundida.

¿Qué opinan de la idea? ¿Se animarían a tomarse una serie de fotos haciendo el amor con su pareja? ¿La compartirían en redes sociales?