6 alimentos a los que debes renunciar

Cuando se trata de cuidar tus salud, estos alimentos son los principales enemigos.

Internet está plagado de información sobre comida, salud, alimentos que debemos frecuentar o evitar. A veces hasta nos sentimos un poco confundidas con tantos consejos, algunos de ellos contradictorios entre sí. Sin embargo, de acuerdo con los expertos de Healty Holistic Living, existen ciertos alimentos a los que debemos renunciar, pues no aportan beneficios sino que representan riesgos.

Harinas refinadas y pan blanco

Carecen de vitaminas, fibras y nutrientes. Representan engordar gratis, sin sentido. Además, se dice que las harinas refinadas son procesadas industrialmente, por lo que están blanqueadas con cloro y y tratadas con bromo, lo cual resulta dañino para la salud a la larga.

Comidas congeladas

Están llenas de conservadores. Pero eso no es lo peor: tienen muchísima sal procesada, aceites hidrogenados y otros ingredientes artificiales. Si cuentan con algún nutriente, lo más probable es que, al llegar a ti, éste ya no sirva para nada, puesto que fueron cocinadas con anterioridad y, al calentar el plato en el microondas, lo que te estás comiendo ya perdió sus propiedades nutritivas. Mejor optar por lo fresco.

Palomitas de microondas

Todo en ellas es dañino, desde el maíz genéticamente modificado con que están hechas hasta la sal procesada y los conservadores químicos (también empleados para potenciar su sabor). Contienen químicos perjudiciales para los pulmones (sí, los pulmones). Así que, si te encantan las palomitas, compra maíz orgánico y prepara palomitas caseras con aceite vegetal o mantequilla y sal de grano.

Barras energéticas

Generalmente son promocionadas como una buena fuente de proteínas, un componente básico de las dietas balanceadas. Pero contienen proteína de soya industrialmente procesada, azúcar refinada, grasa hidrogenada y otros componentes peligrosos. No quiere decir que todas sean malas, pero hay que revisar las etiquetas con los ingredientes antes de comprar. Mientras menos comerciales sean, mejor. No hay como los productos artesanales.

Margarina

Se cree que la margarina es más sana que la mantequilla, que contiene menos grasa, pero estamos ante un compuesto de grasas trans hidorgenadas y saturadas. Su composición química es muy similar al plástico, ¿te imaginas? Mejor consume mantequilla natural en pocas cantidades, aceite de coco y de olivo.

Productos light

Estos alimentos contienen endulzantes artificiales como aspartame y sacarina, ambos asociados con daño neurológico y problemas gastrointestinales. Además están hechos con saborizantes químicos en sustitución de los ingredientes naturales, con la intención de reducir su valor calórico. En lugar de ellos, elige alimentos que tienen más calorías pero que son naturales: tu cuerpo te lo agradecerá, en especial si optas por por porciones pequeñas.

* * *

Lo sé, es terrible: lo que no mata, engorda, y lo que engorda suele matar. Y tampoco se trata de ponernos ortoréxicas y dejar de comer todo lo que nos rodea, pero sí podemos evitar algunos alimentos, no procurarlos tanto como antes, hacernos ese favor, ¿no crees?